Viajar

Etiopía, el mejor destino turístico de 2015

Ni España ni Tailandia ni el Caribe. El European Council on Tourism and Trade sorprende con su apuesta para este año

Palacio Fasilidas, en Gondar, Etiopía
Palacio Fasilidas, en Gondar, Etiopía - Bernard Gagnon

La leyenda se repite a todo aquel que la quiera escuchar:

Cuanta el «Kebra Nagast», la crónica literaria de los emperadores de Etiopía, que cuando la reina de Saba hizo su famoso viaje a Jerusalén, retornó al país africano portando en su vientre al futuro hijo del rey Salomón.

A la edad de veinte años, el propio vástago, Menelik I, viajaría a Israel para conocer a su padre.

Ante los tratos de favor del monarca hacia éste, los celos no tardarían en asomarse a la corte, por lo que el joven príncipe se vio obligado a regresar a su país de origen. Agradecido, no obstante, Menelik I pidió viajar con lo más granado de los intelectuales y sacerdotes locales, para continuar en Etiopía los logros establecidos por Salomón. Entre los diversos regalos para el trayecto se encontraba una copia del Arca de la Alianza, que presuntamente contenía las Tablas de la Ley. Sin embargo, el cofre sería substituido a última hora por el original (aquí las diferentes crónicas difieren sobre el autor de la triquiñuela) y desde entonces descansa en la iglesia de Santa María de Sion, situada en la ciudad de Axum, al norte de Etiopía.

Con lugares tan mágicos como éste, uno entiende que el European Council on Tourism and Trade (ECTT) haya seleccionado a Etiopía como el mejor destino turístico de 2015. Para el organismo, la estable situación política, así como su creciente economía, diversidad, seguridad y desarrollo de infraestructura justifican la elección del país africano.

Aunque nadie se engañe. Etiopía no ofrece las comodidades del clásico destino de safari africano (el ECTT se caracteriza por buscar país alejados del clasicismo: el pasado año fue seleccionado Zimbabue y en 2013, Laos). A pesar de ello, en pocos lugares del mundo el viajero se encontrará con similares espacios de leyenda. He aquí solo algunos de ellos.

Gondar. Elevada a más de dos mil metros sobre el nivel del mar, esta ciudad del norte de Etiopía está considerada el Camelot de África. Y la fama se le queda corta. La fortaleza de Fasil Ghebbi, fundada por el emperador Fasilides en el siglo XVII, poco tienen que envidiar a las leyendas artúricas.

Lalibela. Las once iglesias originarias del siglo XIII excavadas en plena montaña provocaron que en 1978 la Unesco nombrara a este lugar patrimonio de la Humanidad.

Montañas Simien. De origen geológico único, estas maravillas naturales se extienden hasta los 4.550 metros (cima Ras Dashen).

A ellos se unen, también, visitas obligadas como la propia capital, Addis Ababa, o la depresión del Danakil, en el triángulo Afar, donde fueron hallados los restos fosilizado de «Lucy», de 3,2 millones de años de antigüedad.

Ante unos cantos de sirena geográficos tan espectaculares, no resulta extraño que, a finales de mes, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, tenga previsto visitar el país (quien entre 2003 y 2013, ha experimentado un crecimiento económico medio del 10.8%) durante la gira africana que le llevará también a la vecina Kenia.

Eso sí, entre tanta loa turística, también hay que recordar otras «peculiaridades» de Etiopía: En las pasadas elecciones parlamentarias de junio, el gobernante Frente Revolucionario Democrático del Pueblo Etíope (EPRDF) y sus aliados se hacían con el 100% de los escaños en juego. De forma paralela, el actual primer ministro, Hailemariam Desalegn, quien en 2012 asumiera el cargo tras la muerte de su antecesor, Meles Zenawi, en el poder durante 21 años, continúa con su campaña de hostigamiento a opositores, activistas y periodistas.

Mientras, no obstante, perdidas en el tiempo, en Axum, Gondar o Lalibela continuarán las leyendas. Siempre a punto para todo aquel que quiera escucharlas.

Toda la actualidad en portada

comentarios