OnePlus 6T: un móvil con lo mejor de la gama alta, pero a la mitad de precio

El fabricante chino vuelve a sorprender con un terminal de altas prestaciones y un precio que no supera los 600 euros

Actualizado:

Un nuevo terminal cada seis meses. Esa es la estrategia habitual de OnePlus, la firma china que hoy ha presentado, apenas medio año después de su último lanzamiento ( OnePlus 6) su nuevo terminal OnePlus 6T. Y si ya el anterior dispositivo cosechó excelentes críticas (salvo por su sistema de reconocimiento facial), el nuevo 6T, en palabras del responsable de la firma en España, David Sanmartín, «lo revoluciona todo. Y para eso hemos tenido en cuenta todo lo que nuestros usuarios nos han pedido». Una comunidad que hoy por hoy supera los 5 millones de personas. Un terminal, pues, del que podríamos decir que esta hecho «bajo demanda» de los consumidores.

El aspecto exterior del nuevo smartphone nos recuerda mucho al del OnePlus 6, salvo por un detalle: la ceja o Notch de la parte superior de la pantalla ocupa la mitad de espacio que la del modelo anterior. Pero sin renunciar a ninguno de los componentes. Según explica Sanmartín, «hemos trabajado mucho para conseguir meterlo todo en menos de la mitad de espacio». Ese «todo» incluye la cámara frontal, el sensor de proximidad, el sensor de luz, el sensor de color y hasta un altavoz.

El primer resultado positivo de este Notch en forma de lágrima o gota de agua es el ratio de pantalla, que alcanza un más que notable 86% de la superficie frontal del teléfono. Y hablando de pantalla, también ésta ha crecido. Así, si el OnePlus 6 incorporaba un panel Amoled de 6,28 pulgadas, en el nuevo 6T la pantalla crece hasta las 6,41 pulgadas (también Amoled), pero manteniendo unas dimensiones (157,5 x 74,8 x 8,2 mm) muy similares a las del modelo anterior. La resolución es excelente (2.340 x 1.080) y permite ver colores nítidos y contrastados prácticamente en cualquier condición de iluminación.

Otra diferencia con el modelo de hace seis meses es que, en esta ocasión, OnePlus ha decidido eliminar la entrada mini jack para conexión de auriculares. Igual que sucede ya con otros fabricantes, habrá que empezar a pensar en accesorios conectados por Bluetooth. Los que se resistan a abandonar los cables, sin embargo, podrán seguir conservando sus viejos auriculares con este móvil, ya que OnePlus ha tenido la gentileza de incluir un adaptador dentro de la caja.

Sensor de huellas en pantalla

Una de las grandes novedades del nuevo terminal es su sensor de huellas, que se encuentra en la parte frontal, pero debajo de la pantalla. Tecnología, por cierto, que ya mostró Huawei hace apenas unas semanas en su nuevo Mate 20. Cuando se hace necesario, el sensor táctil se ilumina en azul turquesa, y al tocarlo nuestro dedo se ve rodeado por una brillante nube de color azul, que nos indica que el sensor está funcionando. Según One Plus, se trata del sistema de reconocimiento de huellas más rápido del mercado, y las pruebas realizadas hasta ahora con el terminal no desmienten esa afirmación.

Según explica David Sanmartín «hemos podido colocar bajo la pantalla este nuevo mecanismo (que incluye una cámara para reconocer las huellas) porque nuestros ingenieros han conseguido dejar espacio a base de hacer más pequeños otros componentes».

El OnePlus 6T cuenta también con un sistema de reconocimiento facial basado en su cámara frontal. Y aunque no es tan sofisticado como los sistemas que incorporan otras marcas, como Apple o Huawei, hay que reconocer que mejora mucho los resultados del modelo anterior. Eso sí, que nadie intente que el móvil le reconozca a oscuras, porque no funcionará, ya que no dispone de sensor de infrarrojos.

En cuanto al procesador, OnePlus ha optado por el que montan un buen número de los terminales de gama alta de este año: el Qualcomm Snapdragon 845, que con sus ocho núcleos y una frecuencia de reloj de hasta 2,8 GHz, constituye una garantía de solvencia y poder de procesamiento. Según se dijo en la presentación, Qualcomm y OnePlus trabajan ahora en la implementación de las redes 5G para las próximas generaciones de terminales.

La memoria RAM, según la versión elegida, puede ser de 6 o de 8 GB, y la memoria de almacenamiento de 128 ó 256 GB. La batería, otro de los puntos fuertes del dispositivo, es de 3.700 miliamperios (mayor que la del OnePlus 6, que era de 3.400 miliamperios) y cuenta con un sistema de carga rápida. No incluye carga inalámbrica, y el fabricante asegura que podremos estar más de un día y medio sin necesidad de pasar por el cargador.

El OnePlus 6T incluye también una nueva tecnología, RAM Boost, que analiza y mejora el rendimiento del terminal, que sigue siendo excelente incluso después de un año entero de uso. La función consigue, además, que el rendimiento del smartphone sea hasta un 20% más rápido que la competencia a la hora de ejecutar aplicaciones muy exigentes, como por ejemplo los juegos. El OnePlus 6T, además, cuenta con un Modo Juego que puede utilizarse incluso cuando el terminal está en Modo Avión.

Fotos más inteligentes

En lo que se refiere al apartado fotográfico, el dispositivo monta las mismas cámaras que el modelo anterior: una doble lente trasera con sensores de 16 y 20 megapíxeles, con una apertura focal de f/1.7 y una delantera también de 16 megapíxeles. A pesar de ello, el nuevo OnePlus 6T es capaz de obtener mejores fotografías que las de su inmediato predecesor. ¿La razón? Aunque el hardware sea el mismo, los algoritmos que lo controlan han cambiado, y son mucho mejores.

Las principales diferencias con el anterior OnePlus 6 en el apartado fotográfico pueden resumirse en tres aspectos: un mejor Modo Noche, especialmente en escenas urbanas, capaz de capturar fotos nítidas incluso sin trípode; una nueva capacidad para detectar escenas automáticamente, gracias a la Inteligencia Artificial; y la posibilidad de mejorar, también gracias a la IA, la luz que ilumina los rostros a la hora de hacer una foto. Se trata de una especie de «modo belleza» capaz de mejorar la calidad de los retratos, modificando las texturas y la iluminación.

El terminal incorpora Oxygen OS con la versión Pie del sistema operativo Android, y llega a España en tres confoguraciones diferentes y dos únicos colores: Mirror y Midnight. Como en anteriores modelos de la marca, el terminal admite una serie de gestos en pantalla que actúan a modo de atajo para acceder rápidamente a diversas funciones como la cámara o las capturas de pantalla.

En cuanto a los precios, algo superiores a los del anterior OnePlus 6, son los siguientes: el modelo con 6GB de RAM y 128 GB de almacenamiento cuesta 549 euros; el de 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento, 579 euros; y el modelo con 8 GB de RAM y 256 GB para almacenamiento, 629 euros. Los terminales estarán a la venta a partir del 6 de noviembre.