«Chemsex», las peligrosas fiestas maratonianas que mezclan sexo con drogas

La federación estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales intenta así reducir el consumo de drogas asociado al sexo

Actualizado:

La Federación Estatal deLesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) ha lanzado una campaña para reducir los riesgos del « Chemsex», una práctica que supone el uso de drogas con el fin de mantener relaciones sexuales y que gana popularidad entre la comunidad gay en España. «Una app te ayudará a decidir con quién, pero no cómo» es uno de los mensajes de la campaña, que se ha difundido en la página web de la federación, con el lema «SafeChemsex».

El técnico de Sanidad de la FELGTB, Alberto Martín, ha explicado que el «Chemsex», acrónimo de los términos ingleses chemical y sex, es una moda que tiene su origen en el Reino Unido en fiestas sexuales organizadas por hombres homosexuales y bisexuales, que se prolongan varios días y en las que se utilizan drogas como metanfetamina, mefedrona y GHB, entre otras.

En ciudades como Londres, el consumo de drogas con fines sexuales viene registrándose desde hace aproximadamente una década, aunque hay elementos que han contribuido a la extensión de este fenómeno como la creación de aplicaciones de geolocalización y el turismo gay, según la Federación. Además de utilizar las aplicaciones, los interesados en participar en estas fiestas acuden a los bares de sexo o emplean las redes de contactos que crean quienes las frecuentan.

La campaña advierte de los peligros que conlleva esta moda y hace un llamamiento a tomar precauciones para evitar los riesgos derivados del consumo de drogas y de las enfermedades de transmisión sexual. En la web de la FELGTB se ha colgado un vídeo para su difusión a través de las redes sociales con el objetivo de sensibilizar al colectivo potencial consumidor de estas fiestas.

Entre otras recomendaciones, instan a los participantes a informarse sobre las sustancias que consumen y sus posibles efectos, fijarse una hora límite para dejar la sesión y espaciar la asistencia a estas fiestas.