Luis Paz-Ares, jefe de Servicio de Oncología Médica del Hospital madrileño 12 de Octubre
Luis Paz-Ares, jefe de Servicio de Oncología Médica del Hospital madrileño 12 de Octubre - José Ramón Ladra

Luis Paz-Ares: «Estamos teniendo resultados con el cáncer de pulmón más agresivo»

Los avances en cáncer de pulmón están cambiando el pronóstico para uno de los tumores que más crece en España

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El doctor Luis Paz-Ares, jefe de Servicio de Oncología Médica del Hospital madrileño 12 de Octubre, lleva su vida dedicado a la investigación y tratamiento del cáncer. Ahora vuelca sus esfuerzos en la lucha sin descanso contra el cáncer de pulmón, uno de los tumores más demoledores de nuestra sociedad: si en el año 2012 había 14 millones de casos estimados en el mundo, en el 2018 el aumento se cifró hasta llegar a los 18.1 millones.

Ahora que se centran tantos esfuerzos en la inmunoterapia, ¿se puede decir que le va comiendo terreno a la quimioterapia?

Habitualmente los oncólogos no queremos sustituir tratamientos sino que queremos aportar más posibilidades. Siempre uno se ve más cómodo cuando en la recámara tiene otras oportunidades. Si tenemos un tratamiento que cura al paciente al primer golpe, perfecto, no utilizaremos más, pero hoy en día tenemos muchos pacientes que empiezan con inmunoterapia y que después acaban recibiendo quimioterapia. Que el paciente viva más y tenga una mejor calidad de vida se basa en que podamos elegir lo ideal para cada uno. Dependiendo del paciente puede que le convenga un tratamiento de inmunoterapia sola, o con combinaciones con quimioterapia o con otros agentes.

La Agencia Europea del Medicamento acaba de dar su opinión positiva para designar como fármaco huérfano a lurbinectedina para el tratamiento del cáncer de pulmón microcítico, un tumor para el que existen pocas opciones.

El cáncer microcítico es el cáncer más agresivo de esta enfermedad y aunque responde inicialmente bien a la quimioterapia, es de manera transitoria y que sus resultados a medio plazo no son óptimos. La inmunoterapia en este contexto ha demostrado cierta eficacia en combinación con quimioterapia, pero todavía no hemos resuelto el problema.

El fármaco más prometedor en este contexto se llama lurbinectedina (Zepsyre), que actúa de una manera bastante específica regulando la transcripción de determinados genes y que ya ha demostrado franca eficacia en el cáncer microcítico de pulmón, en monoterapia, y en combinación con quimioterapia.

¿Ahora cuál es el siguiente paso?

Estamos pendientes de los resultados de dos estudios importantes. Uno quiere tratar alrededor de unos 200 pacientes en monoterapia. Hay otro estudio de fase tres en el que la mitad de los pacientes se tratan con tratamiento clásico y la otra mitad se tratan con el nuevo, en este caso una combinación de lurbinectedina con quimioterapia clásica. En este estudio han participado unos 100 centros a nivel mundial. Nosotros en concreto, lo hemos coliderado con una doctora del Mass General Hospital de Boston y esperamos que a final de este año estén los resultados maduros.

¿Cómo se explica el aumento de los casos de cáncer un 20% en los últimos cuatro años, más de la mitad en mujeres?

La incidencia del cáncer aumenta a consecuencia lógica de la longevidad. Otra cosa son los factores ambientales y alimenticios. Por ejemplo, las mujeres, en el pasado en general tenían hábitos más saludables. El paradigma más claro es el tabaquismo, las mujeres se han incorporado más tarde al hábito.

¿Qué consecuencias tiene esto?

En los hombres ya se ha empezado a ver los efectos del descenso del consumo de tabaco, pero no en las mujeres. En números absolutos todavía hay más varones con cáncer de pulmón, pero en algunos países europeos, todavía no es España, el cáncer de pulmón ya es la causa más importante de muerte por cáncer en mujeres, por encima del cáncer de mama, que es mucho más frecuente.

Y es el resultado de las últimas décadas…

Ahora vemos los efectos del tabaquismo de hace 20 años, incluso más. Otro tema es que aunque ha disminuido la tasa de global, hay segmentos de la población, los adolescentes, y particularmente las mujeres adolescentes, en el que hay un cierto repunte, lo cual es preocupante en el sentido de que puede llegar a impactar en el futuro.

¿Cómo se deben mejorar los mecanismos para poder diagnosticar el cáncer de pulmón con mayor celeridad?

Al diagnosticar los tumores muy precoces tenemos mucha más tasa curación. En el caso del cáncer de pulmón no es fácil. Más del 80% los diagnosticamos en un estadio que no son susceptibles de una cirugía curativa. Hay estudios recientes de detención precoz que parecen que empiezan a dar su fruto. A los pacientes fumadores de larga evolución realizarles un TAC de baja radiación periódicamente cada año, cada dos años, parece que tiene un impacto en disminuir la mortalidad.

También es muy importante reducir la incidencia, asistir a la gente para que no fume. Ayuda aumentar el precio del tabaco y dificultar el uso de tabaco en lugares públicos. También veo esencial facilitar y ofrecer programas de deshabitación tabáquica. En este país todavía no fácil el acceso a estos programas para la población general.