Una empleada de Iveco se suicida tras compartirse un vídeo sexual suyo

La trabajadora de la fábrica de camiones de Madrid llegó a hablar con Recursos Humanos después de enterarse de la difusión de la grabación, según algunos compañeros

Suicidio empleada Iveco: investigan si la expareja de la fallecida fue la persona que compartió el vídeo

MadridActualizado:

Una mujer trabajadora de la fábrica de camiones CNH Industrial, propiedad del grupo Iveco, en Madrid, se quitó la vida el pasado sábado después de que se difundiera masivamente un vídeo sexual suyo, grabado hace cinco años, entre sus compañeros de trabajo, según ha informado el programa «Espejo Público». La víctima envió por error la grabación a un grupo de WhatsApp.

Según informa Carlos, Hidalgo, la víctima le envió el vídeo hace cinco años a un antiguo novio que tenía en la empresa y que sigue trabajando allí.

Verónica, de 32 años y madre de dos niños, trabajaba en esta planta de automoción con unos 2.500 empleados, la mayoría de los cuales habría recibido la grabación, según creen sus compañeros. El vídeo llegó incluso hasta el marido de la víctima, que sufrió una crisis de ansiedad al enterarse. Apenas un día después se quitó la vida ahorcándose.

«Se puso muy nerviosa y se tuvo que marchar de la fábrica porque no aguantaba la presión, tanto aquí como de su entorno familiar», ha explicado Susana, compañera de trabajo de la fallecida. «Ella quería que la historia pasase, que la gente dejara de hablar cuanto antes, no tenía pensado denunciar», añade.

«Se le cayó el mundo»

«Cuando se enteró el marido de que el vídeo estaba circulando a ella se le cayó el mundo», afirma otro compañero.

Verónica fue víctima del acoso en el trabajo y recibió mucha presión. Según sus compañeros, llegó a hablar con Recursos Humanos sobre el problema.

El Código Penal establece la difusión de un vídeo íntimo, aun cuando se haya grabado con el consentimiento de la persona, es un delito que puede llevar aparejada pena de cárcel.