Marc Simon (centro) junto a empresarios y beneficiarios del programa Incorpora
Marc Simon (centro) junto a empresarios y beneficiarios del programa Incorpora - Isabel Permuy
Programa Incorpora de «La Caixa»

Una década a la caza de un empleo para las personas con peor futuro

El programa Incorpora ha conseguido trabajo a más de 137.000 personas en situación de exclusión desde su puesta en marcha en 2006

MadridActualizado:

Más de 28.000 personas en situación de exclusión encontraron trabajo en 2016 gracias al programa Incorpora, la «red de colocación» creada por la obra social «la Caixa» hace una década. El secreto de su elevado número de inserciones laborales es el trabajo coordinado de 382 entidades sociales, 756 técnicos en orientación laboral y 41.903 empresas. Esa labor en equipo ha hecho posible que durante esta primera década del programa 137.818 personas con especiales dificultades para encontrar trabajo hayan accedido al mercado laboral.

«El 30% de esas personas tienen alguna discapacidad, mientras que el 70% restante estaba en riesgo de exlusión», explicó este martes el director corporativo del Área Social de la Fundación Bancaria «la Caixa», Marc Simon, durante la presentación del balance de este programa puesto en marcha en 2006.

Francisco José Pacheco
Francisco José Pacheco- Isabel Permuy

Cada uno de los beneficiarios que han pasado por algún itineario de esta red de inserción sociolaboral tiene nombre y apellido. Francisco José Pacheco es uno de ellos. «Encontrar un trabajo me ha cambiado la vida. Ahora puedo ayudar en casa y no ser una carga para mi familia», comenta a ABC este joven de 30 años que después de casi dos años buscando trabajo ha conseguido un puesto como mozo de almacén en Normadat, una empresa de gestión de archivo y seguridad de la información.

Ese empleo ha sido posible gracias al itinerario individual y personalizado llevado a cabo por la asociación Envera, una de las 382 entidades que participa en Incorpora. «Lo más positivo del programa es que trabajamos en red. Entre todas las entidades compartimos los usuarios y las ofertas de modo que podemos captar más ofertas y ofrecerlas a más gente. Además las empresas reciben el perfil de trabajador que están buscando», explica Tania Oriol, trabajadora social y orientadora sociolaboral de Envera. Un año después de conseguir un puesto de trabajo, el 90% conserva el empleo.