El Papa Francisco nombra al italiano Pietro Parolin nuevo Secretario de Estado
Pietro Parolín (izquierda), junto a Nicolás Maduro en junio de 2013 - EFE

El Papa Francisco nombra al italiano Pietro Parolin nuevo Secretario de Estado

Fue nuncio en Venezuela y procede de la escuela diplomática vaticana

maría durán
Actualizado:

El italiano Pietro Parolin es el nuevo Secretario de Estado Vaticano. Hasta este nombramiento, era nuncio de su Santidad en Caracas. Parolin es italiano, nacido en la región de Véneto, al norte de Italia. Tiene 58 años y fue ordenado sacerdote en 1980. Tres años después, ingresó en la Pontificia Academia Eclesiástica, la escuela de diplomacia vaticana que forma al personal para el trabajo en nunciaturas y en Secretaría de Estado.

Es un hombre de vasta experiencia diplomática. Antes de ser nuncio en Venezuela, donde ha permanecido cuatro años lidiando con mucha mano izquierda con el chavismo, pasó tres años de servicio en la nunciatura de Nigeria y otros tres años en la de México contribuyendo de forma decisiva al restablecimiento de las relaciones entre el país y la Santa Sede. En 1992 volvió a Roma para trabajar en la Secretaría de Estado. Se ocupó entonces de las relaciones con países africanos y latinoamericanos. En 2002 pasó a ser el «número dos» del equivalente vaticano a un ministerio de asuntos exteriores, la subsecretaría de de la Sección para las Relaciones con los Estados de la Secretaría de Estado.

En aquellos años, junto a Benedicto XVI, trabajó por entablar contacto con el gobierno chino, de hecho, viajó a Pekin con una delegación vaticana para ocuparse de la situación de los católicos chinos. También trabajó por normalizar las delicadas relaciones con Vietnam o en cuestiones de índole jurídica pendientes con el Estado de Israel. En este organismo, trabajó desde 2009 momento en que Benedicto XVI le nombró nuncio en Venezuela. Desde el 15 de octubre será el «primer ministro» del pontificado de Francisco.

Agradecido por su nombramiento

Parolin ha agradecido este sábado al Papa Francisco su nombramiento como nuevo secretario de Estado vaticano, encargo que le ha llegado como «una sorpresa de Dios», y ha expresado su «renovada voluntad y total disponibilidad» a colaborar con el Santo Padre por el bien de la Iglesia y el «progreso y la paz de la humanidad».

Según recoge Radio Vaticano, Parolin ha agradecido también al Papa la «inmerecida confianza» que ha depositado en él al encargarle «una misión comprometida y exigente» frente a la cual sus «fuerzas son débiles y pobres» sus capacidades. Y ha reconocido que afronta el encargo «con ansiedad, pero también con fe y serenidad» y «dispuesto a caminar, construir y confesar» como pide el propio Francisco.

«Por ello me encomiendo al amor misericordioso del Señor, de quien nada ni nadie podrán separarnos nunca, y a la oración de todos. Agradezco a todos, desde ahora, por la comprensión y por la ayuda que, en cualquier manera, me querrán prestar en el desarrollo de mi nuevo encargo», ha añadido el nuncio, destacando que trabajará por «el progreso y la paz de la humanidad, para que encuentre razones para vivir y esperar».

Por último, ha tenido un recuerdo para las personas que han formado parte de su vida en los diferentes cargos que ha ocupado desde que se ordenó, para el Papa Emérito Benedicto XVI, que le ordenó Obispo; y para su predecesor en el cargo, el cardenal Tarcisio Bertone, quien abandonará su cargo el próximo 15 de octubre.