Es Noticia
GH VIP

Suso, Miriam y Koala son los tres finalistas de «GH VIP»

En la gala de este jueves Asraf fue el concursante menos votado, por lo que tuvo que abandonar la casa de Guadalix de la Sierra

TELECINCO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Este jueves se emitió en Telecinco la decimocuarta y penúltima gala de la presente edición de «Gran Hermano VIP». Dentro de siete días sabremos el nombre del ganador de esta sexta temporada del reality, pero hasta entonces aun quedan muchas cosas. Nada más arrancar el programa Jorge Javier Vázquez, el presentador, anunció que los concursantes no sabían que uno de ellos, el menos votado, sería expulsado de la casa de Guadalix de la Sierra.

Mónica Hoyos fue en la última expulsada de «GH VIP», por lo que de este modo se pone a fin a la cruenta batalla entre ella y Miriam Saavedra, cuya enemistad es anterior a su entrada en la casa. Tras la expulsión, los cuatro concursantes que quedan en el programa son Miriam, Koala, Asraf y Suso.

La primera escogió a Verdeliss como su jefa de campaña. El cantante malagueño eligió a Omar, que previamente había rechazado capitanear la campaña de Asraf. De este modo, el modelo quiso que le representase Mónica Hoyos, pero esta quiso desvincularse del programa. Finalmente se decantó por Darek. Por su parte, Suso escogió a Aurah, con quien mantiene una relación sentimental desde que se conocieron en Guadalix.

Omar estaba anoche en la casa de «GH VIP» y no había avisado a Isa Pantoja, su pareja, de que iba a estar allí. A Chabelita no le gustó nada eso y se enfadó con su pareja ya nada más empezar la velada. Jorge Javier dejó pasar la polémica y pasó a mostrar los porcentajes ciegos de las votaciones: 1'3%, 6'7%, 26'6% y 65'4%.

Acto seguido Miriam, en la casa, está sola en una habitación esperando una visita y aparece Makoke, una de las exconcursantes con las que más líos tuvo. Makoke acudió a Guadalix para aclarar algunas cosas pendientes entre ellas, especialmente el bulo propagado por Miriam de que Makoke había estado saliendo con Carlos Lozano.

Este último negó rotundamente que eso fuese verdad y Makoke se sometió a un polígrafo para despejar las dudas. Miriam, viéndose acorralada, se disculpó porque «en esas imágenes me pasé. Ya he pedido disculpas porque estoy fuera de mí. Pero yo no soy una mentirosa, Carlos Lozano sabrá por qué ha mentido, porque eso me lo contó él».

Luego pasaron a plató, donde tuvo lugar otra enganchada, esta entre Ángel Garó y Verdeliss, exconcursantes que no se soportaban en la casa. Garó, en el fragor de la batalla, comentó irónicamente que «no va a decir nada no vaya a alterarse, que está embarazada». La aludida rompió a llorar y, muy enfadada le reprochó a Ángel ser «una persona muy inteligente para hacer daño. No sé por qué habla así de mí y de mis hijos, es muy cruel. Si es que no te gusta lo que hago con mis hijos, ¿qué le voy a hacer? Pero desde luego lo hago con mucho amor.

A todo esto, Garó se había marchado del plató, algo que le hizo ganarse los abucheos del público. A Jorge Javier tampoco le pareció bien que el exconcursante «venga, suelte su réplica contra su enemiga y se marche, sin dar al menos derecho a réplica».

Uno de los concursantes más golpeados de la noche fue Asraf, que recibió fuertes reprimendas de Suso, de Aurah y de Omar. Todos le acusaban de falso o de traidor por diversas razones. Omar Montes llegó muy enfadado para reprocharle que le hubiese mentido sobre su relación con Chabelita. «Para mi eso que has hecho no es de ser un amigo. Cuando viste que se te acababan los contenidos sacaste lo de Isa», le acusó Montes.

Tras otra ronda de discusiones entre Aurah y Koala, Jorge Javier recibió el sobre con el nombre del concursante que abandonaría «GH VIP». Los concursantes se juntaron todos en una sala y de repente oyen a Jorge Javier, sorprendidos: «La audiencia ha decidido que el cuarto finalista de "GH VIP" sea Asraf».

«Estoy jodido porque tenía ilusión de ganar, y jodido porque se me vea así», dijo el expulsado con lágrimas en los ojos, «esto es un concurso y estoy orgullosísimo de haber llegado hasta aquí». Miriam y Koala se tiraron a sus brazos a ayudarle y abrazarle, mientras que Suso, muy frío, se mantenía a distancia.