ES NOTICIA EN ABC

Supervivientes «Supervivientes» castiga a los concursantes por desobedecer a Lara Álvarez: «Hacéis lo que os da la gana»

Los concursantes incumplieron las instrucciones de la presentadora y El Pirata Morgan decidió dejar al equipo de los abandonados sin su premio de recompensa

Violeta, desolada tras quedarse sin recompensa
Violeta, desolada tras quedarse sin recompensa - TELECINCO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Las galas de los martes de «Supervivientes» tienen un aliciente principal: conocer el nombre del nominado que se salva de cara a la expulsión del jueves. En la gala de la semana pasada fue expulsada Chelo y los nominados fueron Mahi, Fabio, Colate y Mónica Hoyos. El favorito de estos cuatro terminaría la noche del martes librándose de la posibilidad de ser expulsado el próximo jueves.

Sobera empezó la noche anunciando que esta semana «Supervivientes», que lleva siete semanas en emisión, alcanza su ecuador. Para que la gala arrancase caliente, el Pirata Morgan reunió al equipo de los señores y les pidió que dijesen quienes de sus compañeros eran los peores supervivientes. Como era de esperar, eso degeneró en una serie de reproches y de discusiones que enrarecieron el ambiente del equipo. Los más perjudicados por las opiniones de sus compañeros fueron Omar Montes e Isabel Pantoja, a quienes el programa puso en el dilema de decidir si comerse una pizza o llevar leña para sus compañeros. Con el objetivo de limpiar sus nombres y limar asperezas, decidieron ser solidarios y coger leña para el equipo.

El siguiente asunto a tratar fue la noche que pasaron juntos Miriam Saavedra y Carlos Lozano por decisión de los espectadores. Tal y como contó Lara Álvarez, «el primer encuentro fue poco prometedor. Pero las aguas se calmaron y la pareja ha establecido un nuevo equilibrio». En el siguiente plano ya vimos a Lozano y a Saavedra sentados a una mesa con platos y cubiertos.

«Te he amado mucho y eres el amor de mi vida», arrancó Lozano, «pero ahora no quiero discutir contigo, sino que aclaremos cosas». Miriam empezó también muy calmada y conciliadora, pero pronto las cosas se complicaron. Ella se puso a llorar al poco de empezar la discusión y le dijo a Lozano que «tú fuiste mi ilusión durante muchos años, y me dolió en el alma lo que decías sobre mí».

Lozano se enfadó también y le afeó a Miriam que cambiase «el amor por la fama. Te vendiste por un programa de televisión. No sabes lo que es el amor». En plató hubo opiniones para todos los gustos. Bárbara Rey dijo que Carlos Lozano «tiene toda la razón. Miriam se ha dedicado a ponerlo verde y Carlos ha aguantado muchísimo». Luján Arguelles se sorprendió del «enganche maravilloso que tiene esta pareja, pero en lo negativo».

Pese a todo el lío, Lozano y Saavedra se despidieron dándose besos y abrazos. Entonces Miriam abandonó la isla para poner rumbo a España. «Estoy agradecida por esta oportunidad, me llevo muchos recuerdos», contó la peruana, «mis respetos a cada uno de los concursantes, lo están dando todo».

En el juego de recompensa los supervivientes tuvieron que rebozarse en barro para encontrar unas pequeñas figuras de madera con las que luego debían ganar una partida al tres en raya. El equipo ganador fue el de los abandonados, pero finalmente no tuvieron su recompensa. El motivo fue que, nada más terminar la prueba, todos los concursantes se metieron al mar para quitarse el barro, desobedeciendo las órdenes de la presentadora.

Lara Álvarez, visiblemente, cabreada, reprendió a los concursantes y les transmitió las instrucciones del Pirata Morgan, que decidió dejarles sin premio. «Os estoy marcando unas normas y diciéndonos que por favor no os metáis en el agua», les regañaba Álvarez, «lo principal es que hagáis caso. Como habéis hecho lo que os da la gana, el Pirata Morgan también va a hacerlo y no hay recompensa». El anunció no cayó nada bien entre los concursantes que, desolados, suplicaban piedad para disfrutar de su recompensa. Pero no la hubo.

El capítulo de las peleas más agrias volvieron a protagonizarlo Violeta y Dakota, que no pueden estar juntas sin empezar a tirarse los trastos a la cabeza. La más hiriente y ofensiva es la segunda, mientras que a Violeta apenas le quedan energías más que para defenderse de los ataques. «Yo paso de ti lo que pasa que tú te haces la víctima», le recordaba Chicote, «y además eres una pelota de Isabel Pantoja».

Ya pasada la medianoche, Lara Álvarez anunció que el nominado salvado por los espectadores había sido Colate.