ES NOTICIA EN ABC

GH VIP Adara se rompe tras la expulsión de su amigo Dinio: «Estoy fatal...»

El Cejas detona «GH VIP» y abandona a su suerte a Kiko Jiménez, que termina nominado. Kiko, nominado junto a Adara y el Maestro Joao

El duro ataque de Diego Matamoros contra «GH VIP» tras ser acusado de «machista»

GH VIP 7: el posible montaje de la relación entre Kiko y Estela

El Cejas, en «GH VIP»
El Cejas, en «GH VIP» - MEDIASET
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Nada es lo que parece en esta edición de «GH VIP». Ni siquiera lo que se asemeja a una certeza. En la noche de este jueves, no había un solo espectador que creyese que El Cejas, ganador de la «prueba de líder» de la velada en el programa que presenta Jorge Javier Vázquez en Telecinco, no fuese a salvar de la quema a su amigo Kiko Jiménez cuando este último fue propuesto para la nominación. Pero eso fue exactamente lo que sucedió. El «youtuber» no utilizó su «poder del intercambio» y abandonó a su amigo a su suerte. Ahora, el exconcursante de «Mujeres y hombres y viceversas» se las tendrá que ver con Adara y el Maestro Joao, dos de los aspirantes más queridos por la audiencia.

Como viene siendo habitual desde que arrancó el «reality» de Telecinco, la gala arrancó con polémicas y discusiones. Casi todas ellas, con Mila Ximénez, Dinio y Adara dentro del disparadero. En los últimos días, Mila había sustituido a Hugo Castejón dentro del grupo minoritario y tras la expulsión de Dinio, parece que la tertuliana de «Sálvame» será a partir de ahora el gran apoyo de Adara dentro de la casa, con el Maestro Joao como la tercera pata del nuevo grupo minoritario.

En Guadalix, los conflictos entre los concursantes no tardaron en aflorar. Kiko Jiménez, Alba Carrillo, El Cejas, Estela y Antonio David atacaban sin piedad a Adara, que se defendía con apoyo de Mila, Dinio y Joao. «Solo das la nota en las galas, que luego te callas durante la convivencia», espetó Alba. «¡Eso es mentira!», defendió Joao a Adara, antes de que la discusión tomase lindes más escatológicas. «¡Kiko viene a cagar a nuestro baño solo para jodernos!», espetó Mila, mientras los concursantes debatían sobre el asunto. «Antes me eras indiferente, pero ahora no te aguanto. No te conoce nadie», le dijo Alba a Adara. «Habrá que ver por qué se te conoce a ti...», replicó la madrileña.

En plató, Diego Matamoros no perdió la oportunidad de pronuciarse al respecto del acercamiento entre Estela, su mujer, y Kiko dentro de la casa de «GH VIP». «Él es un impresentable y ella está tirando su concurso a la basura, por estar tanto rato con él», sentenció el hijo de Kiko Matamoros. En ese mismo escenario, Hugo Castejón y Hugo Sierra, el marido de Adara, también discutieron con Lucía Pariente, la madre de Alba Carrillo, por defender a la joven. «Veo que eres tan maleducada como tu hija», espetó el cantante, ante los constantes desplantes de Lucía.

La expulsión de Dinio

Instantes después, llegó el momento de la expulsión de la noche. Con Dinio y Mila en el disparadero, la audiencia de «Gran Hermano VIP» decidió que fuera el primero el eliminado de la noche, con poco más de un 55% de votos. El actor se tomó su adiós con deportividad, aunque le hizo una última petición a Mila. «Cuídame a Adara, y también a Joao».

Con la tertuliana de «Sálvame» de vuelta a la casa, Adara se rompió al tener que despedir a su amigo. «Estoy fatal...», le dijo a Jorge Javier. Mila y Joao, entre tanto, intentaban animarla. «Ganar un concurso no es tan importante como ganar un amigo, y ella ya lo tiene con Dinio», dijo el vidente, que se ganó el aplauso del plató de «Gran Hermano VIP».

Sin más tiempo para lamentaciones, llegó el momento de la prueba de líder. El programa preparó una tarta para cada aspirante y dentro de una de ellas habría una pelotita verde, que sería la que determinase al ganador de la prueba. Y ese no fue otro que El Cejas, que con su victoria ganó la inmunidad en las nominaciones, el liderazgo de la casa durante la semana y el poder extra del intercambio. Es decir, la oportunidad de librar a un nominado de la quema y meter a otro. Estela, Kiko y el Maestro Joao, por su parte, encontraron tres pelotas rojas, que les permitieron nominar en el Confesionario y no a la cara.

De vuelta al plató, el programa recibió a Dinio. En su entrevista con Vázquez, el cubano fue muy crítico con Kiko Jiménez. «Ya no podía más. Lo respeto como jugador, pero también hay que ser persona y era imposible la convivencia con él», comentó. Y entre otras cosas, hablaron de la relación de Estela y Kiko, lo que suscitó el enfado de Diego Matamoros. «Creo que Estela a veces es un poco ingenua y no tiene picardía», comentó el joven, sobre su mujer.

En ese momento, Diego fue increpado en plató por Jorge Javier. «El comentario que has hecho parece de la época de mis padres. Y me dice por el pinganillo María Zambrano, la directora del programa, que tu actitud es machista». En ese instante, el joven no se calló. «¿Que soy machista? Pues a mí me parece muy machista, que un programa diga que por que un chico y una chica sean guapos tengan que crear una carpeta y estar haciendo sexo. Eso sí que es machista», comentó, visiblemente enfadado.

La decisión de El Cejas

Tras el tenso momento entre ambos, llegó el turno de las nominaciones. Cuando todos hubieron pasado por el «aro», los nominados eran Adara, Kiko Jiménez y el Maestro Joao, aunque El Cejas, con su poder extra, podía salvar a uno. «Parece evidente que va a sacar a Kiko», elucubraba Vázquez. «Sí, y meterá a Irene», comentaba en plató Nuria Martínez, exconcursante del formato.

Sin embargo, el «youtuber» sorprendió a todos con su decisión y recordó lo que le sucedió la semana pasada, cuando puso a Mila en la palestra en beneficio de Irene Junquera. «La última vez que tuve esta opción, me equivoqué bastante. Traicioné a una amiga y me siento muy arrepentido». Desde plató, Vázquez insistía. «¡Pero tienes ese privilegio! ¿No lo vas a usar?». Aunque el joven lo tenía claro. «No, no lo uso», espetó, ovacionado por la audiencia de plató. Allí, nadie daba crédito a su decisión. «¡Está traicionando a todos!», gritaban Nuria y los defensores de Kiko, que ven como la audiencia, por primera vez, tiene la posibilidad de expulsar al exconcursante de «Mujeres y hombres y viceversa». Diego Matamoros, por su parte, no cabía en sí de felicidad.