ES NOTICIA EN ABC

Operación Triunfo Críticas a los concursantes de «OT 2018» por su desplante a Eurovisión: «¡Desagradecidos de mierda!»

Gran parte de la audiencia estalla contra varios aspirantes de «Operación Triunfo», que no esconden su intención de no acudir al festival representando a España

De izquierda a derecha: Alfonso, María, Miki y África, durante la charla sobre Eurovisión
De izquierda a derecha: Alfonso, María, Miki y África, durante la charla sobre Eurovisión - RTVE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«OT 2018» finalizó el pasado miércoles con Famous haciéndose con el premio final del concurso musical de RTVE. Aunque todavía está en el aire el otro gran trofeo del programa: ser el elegido para representar a España en el Festival de Eurovisión. Sin embargo, muchos de los aspirantes de esta edición de «Operación Triunfo» no ven como un privilegio el poder acudir en nombre de nuestro país al certamen eurovisivo, lo que ha encendido a gran parte de la audiencia del formato.

Desde el inicio de esta décima edición de «Operación Triunfo», que ha sido bastante más polémica de lo que lo fue la anterior, lo cierto es que la mayoría de aspirantes han dejado claro en reiteradas ocasiones que no les hace especial ilusión acudir a Eurovisión. Sin ir más lejos, el círculo de amigos de María, una de las participantes más controvertidas de esta entrega y de las favoritas en intención de voto para acudir al certamen con su canción, «Muérdeme», ha pedido públicamente a la audiencia en Twitter que no se decidan por ella para Eurovisión. Desde la misma cuenta, gestionada por los allegados de la cantante, también criticaron las canciones que los concursantes deberán defender para luchar por ir a Eurovisión. «Madre mía los temas...», escribieron en la citada red social. La joven, no obstante, se explayó en una entrevista con el medio especializado Eurovisión Spain. «Hay compañeros a los que les hace más ilusión, pero si hay que ir, vamos con todo», dijo.

El pasado viernes, como contó Nieves Mira en ABC, la Academia de «OT 2018» organizó un encuentro de todos los concursantes con tres periodistas de RTVE especializados en Eurovisión: Fernando Macías, Irene Mahía y César Vallejo, que visitaron a los aspirantes para hablarles del proceso y disipar sus dudas. Durante su visita al programa, no obstante, los televidentes no pasaron por alto la dejadez y «falta de ganas» de los concursantes con respecto al festival.

En la charla con los expertos de RTVE, Alba Reche fue clara: ni a ella ni a varios de sus compañeros les gusta que Eurovisión vaya a celebrarse en la ciudad israelí de Tel Aviv. «El Festival está muy bien como oportunidad y tal, es por otras cosas que, en mi caso, no tienen que ver con la música. Si fueses en Ámsterdam... Es todo lo que tengo que decir», confesó la joven. En la misma línea se explicaron Natalia y María. La última, que no se caracteriza precisamente por ser políticamente correcta, habló con contundencia. «La elección de la sede es desafortunada».

Tres aspirantes, sin canción

En este sentido, hay que recordar, además, que tres de los concursantes de esta edición se quedaron sin canción para el certamen: Dave, África y Alfonso. Desde la organización de «OT 2018» y RTVE decidieron que ninguna de las propuestas se adecuaba a los tres aspirantes, que no dudaron en criticar la decisión en sus redes sociales, en unos ataques a los que se sumó Damion, otro de los concursantes pero que sí que tiene canción. «Y yo pensaba que todos juntos íbamos a construir la ciudad», escribió en su Twitter, tirando de ironía. Por el contrario, otros aspirantes, como Miki, pese a ser para gran parte del público de los más limitados a nivel vocal, tienen tres temas.

El pasado jueves, tras la final del concurso, Álex Jiménez habló con dos de las finalistas, Alba Reche y Natalia, que expresaron su deseo de que fuera Famous quien representase a España en el certamen. «No sé si me veo en Eurovisión», dijo la primera, que pidió el voto para su compañero. «Sabemos que le hace muchísima ilusión ir. Yo le apoyo por muchas más cosas, porque para mí sería todo un orgullo que una persona racializada, con las raíces que tiene Famous y en un país como España, nos representase. Sería algo que iría más allá de la música y significaría algo mucho más social». Misma línea en la que se expresó Natalia, que reconoció que ir a Eurovisión no era su «principal foco» cuando entró al programa. «Famous tiene muchísima ilusión por ir. Entonces, nosotros también le apoyamos para que vaya», expresó la finalista.

Hace unas semanas, Noelia, sexta expulsada en el concurso, aseguró a Fórmula TV que, a excepción de ella y de Famous, ningún otro aspirante quería ir al Festival. «Nadie quiere ir a Eurovisión en la Academia. No les gustaría, no sé por qué», confesó al citado medio. La joven es una de las favoritas en las primeras votaciones de RTVE con «Hoy vuelvo a reír otra vez», el tema que defiende. Sabela, por su parte, también indicó a la misma web que estaba satisfecha con las dos canciones que le ha tocado defender.

Desidia de varios concursantes

La desidia de los aspirantes ante la oportunidad que tienen ante sus ojos de poder representar a España en Eurovisión ha enfurecido a un gran sector de la audiencia del programa, que no duda en tachar de «desagradecidos» a los concursantes. «Qué asco de gente. Me parecen unos niñatos súper desagradecidos que se van a comer una puta mierda en sus carreras», manifestó una usuaria, en la misma línea en la que hablaron muchos más. «Ojalá “OT” no vuelva a estar vinculado con Eurovisión nunca. Vaya unos desagradecidos de mierda, ¿pero quiénes se creen? Si no tienen ni un puto single y les dan la oportunidad de patearse Europa haciéndose promoción y de cantar ante 200 millones de espectadores», opinó otro.

La polémica eurovisiva no es la primera que protagonizan los concursantes de «OT 2018», criticados en las redes sociales por llegar al programa muy «resabiados» con respecto a los de la anterior edición, en la que los concursantes brillaron, en gran parte, por su ingenuidad e inocencia. En los tres meses que ha durado el programa, Dave atacó a la Falange Española; Miki y María se enfrentaron a Mecano por tener que entonar la palabra «mariconez» en «Quédate en Madrid»; Miki irritó al resto de concursantes (y a la audiencia) con su populismo; el novio de María regaló un momento histórico a la televisión con su controvertida visita al programa y C. Tangana dejó plantado al formato.

Aunque esta entrega de «Operación Triunfo» ha tenido más controversias. Miki y Natalia abroncaron a Famous a cuenta de unos polvorones; María, que también puso en duda el talento del vocalista Dani Martín, enseñó un pecho en directo; Alba Reche y Miki se quejaron de no haber recibido atención psicológica; y los concursantes se llevaron una tremenda reprimenda de Noemí Galera, directora de la Academia, por declararse en «huelga» contra la audiencia y otra por vaticinar que iban a «llenar el Bernabéu» cuando ni siquiera sabían ni siquiera si tendrían gira de conciertos.