ES NOTICIA EN ABC

Crítica de «Súper empollonas»: Apuntes para graduarse con éxito

Lo que se puede decir de ella es que es mucho mejor de lo que cualquiera podría esperarse

Las protagonistas de «Súper empollonas»
Las protagonistas de «Súper empollonas»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El título original es «Booksmart», pero su traducción aquí de «Súper empollonas» da idea falsa de una ligereza que suele ir pegada al subgénero de colegiales, problemas, relaciones y sentimientos. En su primera película como directora, la actriz Olivia Wilde demuestra una soltura impresionante para mezclar en la coctelera del cine de instituto frescura, irreverencia, gracia, seriedad y una buena muñeca en el volteo de clichés.

Se centra en dos jóvenes, dos chicas que han dedicado todo su esfuerzo en exprimirse académicamente y graduarse con las más altas notas para tener acceso a las mejores universidades, y bla, bla, bla. Las actrices Kaitlyn Dever y Beanie Feldstein componen unos personajes creíbles, entrañables y realmente inteligentes, que tienen sus dudas acerca de no haber perdido el tiempo y dedicado excesivo esfuerzo en el estudio y poco o ninguno en vivir esos años cruciales con mayor «alegría». La trama, esencialmente centrada en el asunto «fiestas de graduación», se desarrolla como un proceso de «aprendizaje» lleno de momentos de gran comicidad, de complejo sentido de la ética, con reflexiones gruesas y situaciones jugosas si estás en «esos días» y con una notable tendencia a la saludable dispersión y extravagancia. Lo que se puede decir de ella es que es mucho mejor de lo que cualquiera podría esperarse.