Es Noticia

Crítica de «Alegría Tristeza»: Bombero pasmado

Roberto Álamo ocupa el centro narrativo y visual de esta historia de un bombero abatido por un síndrome post-traumático tras perder a su esposa en un trágico evento

ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Con su rostro apagado y ausente y sus movimientos y gestualidad de titán derrotado, Roberto Álamo ocupa el centro narrativo y visual de esta historia de un bombero abatido por un síndrome post-traumático tras perder a su esposa en un trágico evento. Está rodeado de compañeros que le apoyan, nadie le mete prisa por volver al trabajo, y tiene una hija en la que debería concentrarse para evitarle el mismo síndrome que él padece y para encontrarle un sentido a su nueva condición compartida de orfandad. Pero no lo consigue, así que acaba dejándose internar para recibir tratamiento. Ahí nos esperan algunas revelaciones que no revelaremos aquí pero que en todo caso llegan tarde. Pese al buen trabajo del protagonista, el aburrimiento se apodera del espectador al ver las bazas con las que juega la película, personajes que parecen salidos de un manual de guión malo: un «loco explosivo», una «doctora buena» y otro «doctor con una agenda propia». El proceso de terapia puede servirle al bombero pasmado pero ofrece pocos consuelos al espectador.