¿Sabes cómo reducir el desperdicio alimentario en casa?
¿Sabes cómo reducir el desperdicio alimentario en casa? - ABC

¿Sabes cómo reducir el desperdicio alimentario en casa?

Según el VI Observatorio Nestlé sobre Hábitos Nutricionales y Estilos de Vida de las Familias, el 31% de los españoles no lo consigue

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Aunque el 65% de los españoles es consciente de que debe reducir la cantidad de comida que tira a la basura, el 31% de los ciudadanos no sabe cómo evitar el desperdicio alimentario, según el VI Observatorio Nestlé sobre Hábitos Nutricionales y Estilos de Vida de las Familias.

Después de que la primera oleada de resultados constatase que el 27% de los encuestados tira entre el 5% y el 25% de alimentos a la basura cada semana, la segunda fase del estudio ha analizado cuáles son las principales causas de tal coyuntura. Al parecer, en el 40% de los hogares que más desperdician se cocina más comida de la necesaria y en un 23% de estos, además, las familias reconocen que llenan la cesta de la compra con productos que no consumen.

En esta línea, el 51% de los españoles más desperdiciadores confiesa que tira a la basura comida que no está en mal estado. Además, el 40% afirma que los alimentos frescos se les estropean y el 33% desecha directamente cualquier producto que está a punto de caducar. Estas personas, apuntan los responsables del estudio, comprarían con mayor frecuencia y el 13% acudiría al supermercado sin lista de la compra.

El informe «Reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos: establecer una agenda de acción global», por su parte, considera que se está abordando el problema de cómo evitar que acaben en la basura, cada año, casi un tercio de todos los alimentos que se producen en el mundo, pero no al ritmo necesario para cumplir el objetivo que se han fijado las Naciones Unidas para 2030. El documento fue presentado durante la Cumbre Mundial sobre la Alimentación que acogió Copenhague (Dinamarca) a finales de agosto.

Esos 1.300 millones de toneladas de alimentos que acaban en la basura le cuestan a la economía mundial 940 mil millones de dólares y emiten el 8% de los gases de efecto invernadero que calientan el planeta. Al mismo tiempo, una de cada nueve personas está desnutrida, alertan los autores. Analizando toda la cadena de suministro de alimentos, desde la granja hasta el plato, el informe señala las principales oportunidades para que los gobiernos y las empresas disminuyan tal ineficiencia. Las propuestas van desde el desarrollo de estrategias nacionales hasta el cambio de las normas sociales de los consumidores, a fin de que el desperdicio de alimentos se considere inaceptable; pasando, por ejemplo, por superar el déficit de datos que existe sobre la cantidad real de alimentos que se pierden en determinados países y empresas.

«Las soluciones a la crisis global del desperdicio de alimentos son muchas e interconectadas, pero también son totalmente alcanzables. Ya estamos comenzando a ver un progreso. Y, al adoptar las mejores prácticas en todos los ámbitos, desde la granja hasta los supermercados, restaurantes y hogares, podemos alcanzar este objetivo de reducción en un 50%. En el proceso, además, podemos ahorrar dinero y agua, combatir el cambio climático y alimentar a más personas en todo el mundo con la mirada puesta en los años 2050 y 2100», remarcó Elizabeth Balkan, del Instituto de Recursos Mundiales.