Un grupo de niños recopila datos sorprendentes sobre 83 especies de animales
Un grupo de niños recopila datos sorprendentes sobre 83 especies de animales - eMammal
CIENCIA CIUDADANA

Un grupo de niños recopila datos sorprendentes sobre 83 especies de animales

Adolescentes de Estados Unidos, India, México y Kenia han participado durante cuatro años en un programa sobre monitoreo de mamíferos con excelentes resultados para la comunidad científica

Actualizado:

¿Podrían los científicos usar datos recogidos por niños durante su horario lectivo para completar sus investigaciones? Un reciente trabajo sobre ciencia ciudadana apunta que sí. Escolares de Estados Unidos, India, México y Kenia han participado en un proyecto denominado eMammal, coordinado por investigadores del Museo de Ciencias Naturales y de la Universidad Estatal de Carolina del Norte (Estados Unidos), informa la agencia Dicyt.

Los científicos responsables del programa, que analiza los datos de mamíferos obtenidos a partir de las imágenes que capturan las distintas cámaras trampa que instalan en diferentes lugares, solicitó la ayuda de escolares menores de 12 años matriculados en 28 escuelas.

«Al principio, nos preocupaba que las cámaras fotografiaran sobre todo perros, gatos y roedores», recuerda Stephanie Schuttler, autora principal del estudio. «Pero nos sorprendieron los resultados. Las cámaras trampa colocadas por estos niños produjeron miles de imágenes de 83 especies. Por ejemplo, fotografiaron al rinoceronte negro, en peligro de extinción, al tigre de Bengala, a la cebra de Grevy o a un perro salvaje asiático. Y, en un caso concreto, los estudiantes de una escuela en India capturaron más tigres con sus cámaras fotográficas que los investigadores de la cercana Reserva de Tigres Bor y el Parque Nacional de Pench», detalla Schuttler.

Schuttler y sus colegas trabajaron inicialmente con los maestros participantes para trasladarles los protocolos científicos del proyecto. Después, durante los últimos cuatro años, los profesores ayudaron a sus estudiantes a instalar las cámaras, que se activan por movimiento, cerca de las inmediaciones de las instalaciones de los centros; así como a cargar las fotografías en el software eMammal e identificar a las especies fotografiadas. A posteriori, los científicos verificaban cada foto para asegurarse de que todo estaba correcto.

«La ciencia ciudadana casi nunca se implementa en las aulas y, cuando se hace, requiere mucho trabajo por parte de los científicos», asegura Schuttler. En el caso de eMammal, se trata de «una forma eficaz y no laboriosa de recopilar datos que nos ayudan a comprender la distribución, abundancia y comportamiento de los mamíferos en todo el mundo. Todo ello mientras se brinda a los estudiantes una lección práctica sobre ciencia real», agrega la experta.

Los investigadores compararon la diversidad de especies registradas en entornos habitados con estudios previos realizados en áreas protegidas cercanas, constatando que, en la mayoría de los países objeto del estudio, la diversidad de especies captadas cerca de las escuelas era comparable a la de las reservas.

«Promover estrategias de conservación, sobre todo en los espacios habitados por personas, a fin de mejorar la convivencia entre humanos y animales resulta fundamental, dada la disminución a gran escala de la biodiversidad que estamos observando en todo el mundo», recomienda Schuttler.