«No lo cojas»: ese pollito no es huérfano, está de paseo
«No lo cojas»: ese pollito no es huérfano, está de paseo - SEO/BIRDLIFE
PRIMAVERA

«No lo cojas»: ese pollito no es huérfano, está de paseo

SEO/BirdLife sugiere cómo actuar cuando se observen aves caídas

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Durante estas fechas, en el último mes de la primavera, es probable que encuentres pollos «caídos» y en «apuros». ¿Cómo puedes actuar al respecto?. Desde la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife) te recomiendan que «No los cojas». La iniciativa, bautizada así por la organización, se enmarca dentro de la campaña «Aves de Barrio», con la que sus miembros pretenden «lograr ciudades más verdes, biodiversas, amables y saludables», tal y como apunta Beatriz Sánchez, coordinadora de la campaña.

«El impulso que sentimos por intentar ayudar y salvar a tan indefensas criaturas suele ser en realidad una condena para estas aves, ya que están haciendo justo lo que su naturaleza dicta: abandonar el nido cuanto antes», advierten desde la ONG conservacionista.

Las crías de la mayoría de aves se desarrollan a una velocidad vertiginosa. Por ejemplo, un gorrión puede abandonar el nido antes de cumplir las dos semanas de edad, aunque falten unos pocos días para que sean capaces de volar con cierta solvencia. Saben que sus padres seguirán encargándose de alimentarlos durante este periodo, localizándolos con facilidad por sus llamadas, y porque también son conscientes de que son extremadamente vulnerables a la depredación en el nido.

Lo más probable es que esa cría que revolotea con cierta torpeza por el suelo -sobre todo si está recubierta por completo de plumas- esté dando sus primeros pasos fuera del nido bajo el atento cuidado de sus padres. El instinto de sacar adelante a las crías prevalece por encima de casi todo.

«Únicamente cuando estemos cien por cien seguros de que un ave no es capaz de valerse por sí misma o con la ayuda de sus padres procederemos a ofrecerla esa pequeña posibilidad de salvarse recogiéndola y llevándola a un centro de recuperación de fauna en el que tengan los medios y conocimientos para criar con ciertas garantías al pollito», puntualizan desde SEO/BirdLife. Puedes informarte sobre cómo proceder en este caso y consultar el listado de centros aquí.

Criar con éxito a un pollito de un ave silvestre resulta muy difícil, subrayan desde la organización. Por ejemplo, se desaconseja alimentar a la cría con leche, galletas, o miga de pan. Da igual la especie: necesitan proteínas para desarrollarse de forma adecuada. La leche, incluso, puede matarla directamente.

Además, si se acostumbraran «tanto» al ser humano su recuperación para una vida salvaje sería «muy improbable», concluyen las mismas fuentes.