Dugongo rescatado
Dugongo rescatado - NSW

Diez años después, emerge un manatí con más fortuna que la ballena del Támesis

Un equipo de veterinarios y voluntarios australianos ha conseguido rescatar a este mamífero marino. En 2006, un grupo homólogo británico fracasó en su intento de salvar la vida a un calderón

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El ejemplar macho de dugongo de 2,7 metros de longitud que vivía en las aguas interiores próximas a la costa de la ciudad australiana de Merimbula Lake (Nueva Gales del Sur) desde noviembre ha sido finalmente capturado para asegurar su supervivencia. Las autoridades esperan recolocarlo en cuanto sea posible en el vecino estado de Queensland, en la bahía Moreton, ha informado la Oficina de Medio Ambiente y Patrimonio de Australia.

Imagen del lago donde entró a través de la costa de Merimbula el dugongo rescatado
Imagen del lago donde entró a través de la costa de Merimbula el dugongo rescatado - NSW

«Hemos comprobado que la salud del sirenio ha empeorado: ha perdido peso y la condición de su piel no es la más adecuada», explica Stephen Dovey, director de la red de Parques Nacionales y Servicios de Vida Silvestre de la Costa Sur de Australia. Sin embargo, el ejemplar ha aguantado sin problemas el desplazamiento en un avión Hércules (utilizado para el transporte pesado y táctico) hasta el parque acuático que Sea World tiene en Queensland, donde pasará algún tiempo hasta que pueda ser liberado.

«Nunca podremos agradecerles a la población de Merimbula Lake todo su esfuerzo; no solo durante la operación de rescate, sino desde que se produjera el primer avistamiento del dugongo macho en su costa, pues han estado velando por él», manifestó Dovey a los medios locales.

Equipos gubernamentales (Fuerzas Áreas, Servicios de Carreteras y Marítimo), así como empresas (Sea World y el acuario de Sídney) y organizaciones (ORRCA), han prestado también su colaboración desinteresada.

Sobre los dugongos o manatíes ya os hemos hablado en ABC Natural.