Quién es JAC, el nuevo socio chino de Seat

Un gigante con más de 50 años de experiencia, y enfocado ahora a la fabricación de automóviles eléctricos

MADRIDActualizado:

Seat da el salto para introducirse en el mercado chino. Tal y como se desvelaba ya el pasado mes de julio, la marca española del grupo Volkswagen entra en el accionariado de la empresa creada por su matriz alemana y JAC (Jianghuai Automóvil de Anhui de China S.A.), participando de forma activa en la creación de un centro de I+D en China, dedicado principalmente al vehículo eléctrico, la conectividad y el coche autónomo.

El nuevo socio de Seat es en realidad un gigante del sector de la automoción. Este fabricante chino, de propiedad estatal, cuenta con más de 50 años de experiencia. En su cartera de productos se incluyen vehículos para particulares, berlinas y SUV, furgones de carga, camiones, minubuses, autocares y camiones pesados.

Fundada en 1964 como Fábrica de Automóviles de Jianghuai en Hefei, y especializada durante la segunda mitad del siglo XX en la fabricación de vehículos industriales, esta firma abrió camino hacia los monovolúmenes y SUV a partir del año 2000, poco después de cambiar su denominación a Anhui Jianghuai Automobile Co. Ltd.

La sede principal de la compañía se sitúa en la ciudad de Hefei, en la Provincia de Anhui, China. Cuenta además con tres centros más, situados uno de ellos en la propia China, concretamente en en Hefei, capital de Anhu. Los otros dos están fuera del continente asiático. Un de ellos está en Turín, Italia, y el otro tiene por sede en la ciudad de Tokio, en Japón. Próximamente tendrá presencia en México, donde JAC va a inaugurar una nueva fábrica en la que se fabriarán dos modelos tipo SUV, destinados inicialmente al continente sudamericano.

Desde que comenzó a exportar parte de su producción desde 1990 (en primer lugar a Bolivia), los productos de JAC son comercializados en más de 120 países de todo el mundo. Tiene, según los propos datos de la emrpesa, una capacidad de producción de 700.000 unidades anuales, a lo que hay que sumar una producción de 500.000 motores. Además se ha clasificado como el top 10 en la industria automotriz de China. Se especula que el primer Seat fabricado en china puede ser un modelo SUV eléctrico.