Lotería de Navidad 2013: A la caza del boleto falso (también en internet)
Un billete de Lotería Navidad de este 2013 - L.r.

Lotería de Navidad 2013: A la caza del boleto falso (también en internet)

El aumento de la venta de números por internet ha multiplicado la adquisición de números falsos, menos habitual en los billetes de toda la vida

Actualizado:

La picaresca española se pone a prueba, evoluciona y se adapta a las nuevas tecnologías. Siempre ha habido estafadores y estafados, pero la falta de realidad física de internet facilita la trampa. La Lotería de Navidad de este 2013 es la 0casión perfecta para ponerla a prueba.

La Federación de Usuarios Consumidores Independientes, FUCI, alerta de los problemas que puede ocasionar la compra de billetes de Loteria electrónicos, también en Navidad.

El presidente de FUCI, Gustavo Samayoa, asegura que «la ventaja de poder comprar el décimo electrónico sin salir de casa es indiscutible, pero que hay que seguir una serie de consejos básicos para evitar ser víctimas de un fraude.

Samayoa recuerda que «hay que huir de sitios web de dudosa apariencia». Puede darnos la pista los errores ortográficos y gramaticales en el anuncio o precios anormalmente bajos”.

Además hay que «buscar páginas web seguras observando si en la url hay una «s» (https://www…) o si tiene un candado cerrado al pie de la página».

Otra recomendación es «leer bien las condiciones de pago e informarse del sistema de entrega, así como leer el apartado de seguridad de cada página para conocer sus garantías, desconfiando de las empresas que no tienen dirección física». Pero la prevención más importante según Samayoa es que guardar todos los mails de confirmación y los pantallazos de la compra y que en caso de que nuestro décimo sea premiado lo único que demuestra que se ha ganado el premio es que tengamos el décimo o el resguardo por terminal».

Casi imposible de falsificar

En cambio, el billete de toda la vida es casi inimitable. Según explicó Juan Antonio Gallardo López en declaraciones a ABC, director de negocios de Loterías y Apuestas del Estado, «su fabricación lleva tantos controles y elementos de seguridad como el dinero».

Los billetes de Lotería Nacional los imprime la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre «siendo casi imposible su falsificación».

Gallardo expicó también que se utiliza un papel especial, con un patrón OCR (reconocimiento óptico de caracteres), para fabricar el boleto. Además se utiliza un tipo de tinta distinto al habitual. Todos estos mecanismos son invisibles al ojo humano, pero salen a la luz bajo una luz ultravioleta. Sin embargo, lo cierto es que al final, la picaresca gana. Una de las formas más habituales de falsificar un billete de Lotería consiste en modificar un billete real, y ahí los rayos ultravioletas tendrían poco que hacer: Lo típico es «hacer pasar, por ejemplo un 3 por un 8», explica Gallardo, pero esto no pasa del nivel de «la burda manipulación».