Uno de los décimos de la Lotería de Navidad de este 2013
Uno de los décimos de la Lotería de Navidad de este 2013 - abc.es

Lotería de Navidad 2013: ¿Cómo serán los décimos de estas navidades?

¿Cuál es el criterio para elegir el tema? Que sea de interés general. Este año la imagen es «El Nacimiento», de Barocci

Actualizado:

Aún queda para que llegue el que es uno de los días más especiales del año, el del sorteo de la Lotería de Navidad, pero de momento ya conocemos uno de los detalles más importantes: el aspecto que tienen los décimos de este 2013. [Localiza tu décimo de la Lotería de Navidad 2013]

De un primer vistazo podemos destacar dos cosas sobre cómo han sido diseñados los siete centímetros de alto por once de ancho que tienen los boletos: la protagonista, la imagen elegida por los responsables de Loterías y Apuestas del Estado, «El Nacimiento», de Federico Barocci, y el fondo que, en esta ocasión, es de un llamativo azul cielo para resaltar el mensaje de «Feliz Navidad».

Fue en 1960 cuando Loterías y Apuestas del Estado (ONLAE) comenzó a imprimir los décimos con todo tipo de imágenes artísticas, literarias, científicas o deportivas. Son casi dos siglos de historia de la lotería en nuestro país que han contado con todo tipo de ilustraciones: pinturas clásicas, firmamentos estrellados, teatros, esculturas, el mar, los toros, las catedrales...

La imagen de este 2013 es la de un cuadro que en la actualidad está siendo conservado en el Museo Nacional del Prado: «El Nacimiento» (1597) y que pertenece al grupo de escenas narrativas de su autor, Federico Barocci, relacionadas con pasajes de la vida de Cristo.

El resultado final

Federico Barocci (1526-1612) traza, a través de la línea de fuga que cruza en diagonal la escena de la Natividad, al más puro estilo barroco, una conmovedora narración que arranca en la luminosidad del Niño y que comparte con la Virgen como símbolo amoroso, de fe y amor que irradiarán a la Humanidad. San José, contorneado por claroscuros de corte caravaggesco, parece desvanecerse en las penumbras que dibujan su cuerpo y su brazo que continúa la diagonal para acoger a los pastores al seno familiar.

Al fondo, la estancia se ve ya inmersa en las sombras absolutas así como en la noche que se esboza, al final de la diagonal, en la puerta que se entreabre y da paso a unas figuras apenas intuidas por las tinieblas. El punto de vista alto lo confirma.

Sin embargo, el barroquismo de Barocci aún no es dramático plenamente. El pintor de Urbino es dulce en la descripción de la cara y expresión de la Virgen; en la ingenuidad del buey que vigila el descanso del Niño; es amable en el uso del pincel que da colorido al ropaje de la Madre de Dios; es generoso en la invención de los elementos compositivos que llenan todo el cuadro sin dejar espacio: el heno almacenado, el bodegón en la parte inferior… Barocci es, por tanto, un manierista.

La elección de este cuadro, seleccionado entre varias opciones, comprende la primera fase del diseño del décimo. Una vez elegida, hay que proceder a completar el boleto; siguiendo por el número, serie y fracción, además de modificar el fondo que, en este 2013 cuenta con una divertida tonalidad azul cielo. Cuando todos estos elementos cuadren, se procederá a elaborar los orginales y, tras ello, llegará la impresión y distribución.

Tanto los diferentes diseños de los décimos como su posterior impresión, se realizan en la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre. El único criterio para elegir tema es que sea de interés general.