Pablo Echenique y Noelia Vera durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Coordinación - EFE | Vídeo: ATLAS
Elecciones Generales

Podemos agita la trama de Villarejo y acusa a Sánchez de no «limpiar las cloacas del Estado»

El partido utiliza el espionaje del excomisario como carta electoral para intentar remontar la caída en los sondeos

MadridActualizado:

Podemos está utilizando el espionaje del excomisario José Manuel Villarejo como carta electoral y este lunes ha acusado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de no poder «limpiar» por sí solo las cloacas del Estado. La casualidad le ha sonreído a la formación en un momento en el que los sondeos les desplazan a cuartas y quintas posiciones en la carrera electoral. La instrucción en la Audiencia Nacional que investiga una trama para perjudicar al secretario general, Pablo Iglesias, se convierte así en un golpe de efecto a 27 días de las elecciones generales. Una coyuntura que no pueden desaprovechar.

«Van a por nosotros», expresó Iglesias el pasado 23 de febrero en su acto de regreso a la primera línea política tras tres meses de baja por paternidad. Y mientras la gente aplaudía él se guardaba un as en la manga. El secretario general de Podemos sabía que unos días después tendría que acudir a la Audiencia Nacional para ser interrogado por el juez que investiga el caso de Villarejo. Allí acudió Iglesias concretamente a testificar sobre la documentación que fue intervenida en el móvil que alguien sustrajo en 2016 a Dina Bousselham, su asesora en su etapa en Europa y persona de su círculo de confianza. Una investigación que de hecho ha dado pie a una décima pieza del caso que pesa sobre el excomisario.

Pese a la gravedad del caso, la citación en la AN y la trama de Villarejo contra ellos es una oportunidad a la que se han aferrado porque da sentido al discurso que Podemos está utilizando desde el regreso de Iglesias. El de luchar contra los poderes que la formación lleva por bandera. Además, aseguran, que un Gobierno unicamente del PSOE ni es posible ni tiene garantías. «Si Unidas Podemos no está en el gobierno las cloacas del Estado no se van a limpiar en este país», ha expresado este lunes el secretario de Organización, Pablo Echenique, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Coordinación.

El propio Iglesias reiteró ayer, durante una entrevista en La Sexta, esta idea fuerza: las cloacas del Estado «siguen funcionando para mentir», dijo, aunque no pudo seguir porque el caso está bajo secreto de sumario. Además, adelantó lo dicho hoy por el coportavoz: Sánchez no tiene la suficiente «la capacidad para limpiar el Estado» y es necesario que ellos pisen La Moncloa.

Echenique ha recordado que aun quedan «dudas abiertas» sobre si las cloacas del Estado han seguido trabajando en la sombra durante el Gobierno de Sánchez. «¿Por qué el PSOE une su voto al de Ciudadanos y al del PP para evitar que el señor Villarejo comparezca en el Congreso de los Diputados?», ha lamentado. El secretario de Organización ha apelado también al ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, para que aclare a qué se refiere cuando habla de seguir depurando responsabilidades: «Es evidente que quedan muchas preguntas abiertas ¿Cómo alguien entra en la casa del juez que investiga a Villarejo y le tienen que poner escolta? ¿Quién protege a Eduardo Inda? Que sigue teniendo las puertas abiertas en los medios de comunicación».

El PSOE les «copia» el programa

A pesar de que Podemos presentará su programa electoral esta semana, la secretaria de Participación y coportavoz de Podemos, Noelia Vera, ya ha denunciado que el PSOE les «copió» algunas propuestas en su documento de «110 medidas para cambiar España», en un nuevo ejemplo del bandazo a la izquierda que ha dado el socialismo bajo el mando de Sánchez.

«Este miércoles vamos a pasar por una diputación permanente en la que ya se ve que el PSOE está haciendo electoralismo y copiando algunas medidas de Unidas Podemos», ha expresado Vera. El subsidio de empleo, los diferentes modelos de familias, las pensiones, los permisos de paternidad o el Salario Mínimo Interpersonal (SMI), denuncia Vera, son medidas que el PSOE lleva en su programa de manera «descafeinada», que antes no defendían y que surgieron de la negociación del pacto presupuestario rubricado entre Podemos y PSOE en octubre.