Sede de Liberbank en Oviedo
Sede de Liberbank en Oviedo - REUTERS

Unicaja y Liberbank estudian su fusión

La integración de ambas entidades daría lugar al sexto banco del país con 96.440 millones de euros en activos

MadridActualizado:

Arranca el esperado proceso de consolidación entre las antiguas cajas de ahorros de pequeño y mediano tamaño. Unicaja y Liberbank estudian su fusión, según ha adelantado "Expansión" y han informado ambas entidades a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La operación supondría la creación del sexto banco del país por volumen de activos, con un tamaño de 96.440 millones de euros en activos.

Los consejos de administración de ambas entidades han comenzado los trabajos para analizar la transacción y contratado para ello a asesores, sin que hasta la fecha se haya tomado ninguna decisión en firme al respecto, según detallan en sus comunicados al supervisor bursátil. Como fuere, las acciones de ambas entidades se han disparado en Bolsa ante esta posibilidad. De hecho, esta fusión tendría la ventaja de que ambas entidades cotizan ya en Bolsa, lo que apunta a que la operación se haría mediante un canje de acciones.

Unicaja y Liberbank son actualmente dos de los bancos con menor nivel de rentabilidad, en torno al 5% de sus recursos propios. Su fusión, que se produciría mediante una absorción de Liberbank, con 39.131 millones de euros en activos, por parte de Unicaja (57.309 millones), daría lugar a una entidad con 1.866 oficinas y 10.849 empleados. Junto a las previsibles sinergias de costes, la operación permitiría a ambos bancos complementar su presencia geográfica, pues mientras Unicaja es fuerte en Andalucía, su comunidad de origen, y Castilla y León, fruto de la absorción de Caja España-Duero (Banco Ceiss), Liberbank, fruto de la fusión de Cajastur, Caja Cantabria y Caja Extremadura, concentra su fortaleza en la cornisa cantábrica, Extremadura y Castilla-La Mancha, donde absorbió Caja Castilla-La Mancha.

El Banco Central Europeo (BCE) y también el Banco de España llevan tiempo señalando la consolidación como una posible vía para la mejora de la rentabilidad de las entidades. En este sentido, el mercado llevaba tiempo esperando movimientos en el sector de las antiguas cajas de ahorros de menor tamaño que sobrevivieron a la crisis convirtiéndose en bancos. La fusión de Unicaja y Liberbank, en caso de producirse, podría propiciar otras.