Magdalena Valerio, ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social - ABC | Vídeo: Qué es la tarifa plana de autónomos

Trabajo pretende limitar la tarifa plana de autónomos

ATA critica la medida y defiende las «muchas bondades» que tiene la política para el colectivo

MadridActualizado:

El Ministerio de Trabajo estudia modificar la tarifa plana de 50 euros para los nuevos autónomos. Fuentes del departamento explican que solo «mantiene su actividad en el sistema el 15,5% de los beneficiados por la medida desde su puesta en marcha». Por ello, desde Trabajo entienden que pese a que la aplicación de las tarifas planas ha sido beneficiosa y se va a mantener, hay que buscar fórmulas para mejorar su eficacia y crear autoempleo perdurable.

Los datos del informe elaborado por la Tesorería General de la Seguridad Social reflejan que el aumento de afiliación al Régimen Especial de Autónomos (RETA) entre diciembre de 2013 y junio de 2018 equivale al 15,54% del total de trabajadores autónomos que se han beneficiado de la tarifa plana en ese periodo. «En la actualidad el sistema no es tan eficaz como se preveía, el porcentaje que permanece después de la tarifa plana no está sirviendo en la medida de lo deseable», aseguran desde Ministerio. Esto supone, por tanto, que existe una desproporción entre los beneficiarios de la tarifa plana y la evolución de los afiliados al RETA, por lo que –a pesar de que la aplicación de las tarifas planas ha sido beneficiosa y se va a mantener– habrá que buscar otras fórmulas más eficientes.

Por su parte, Lorenzo Amor, presidente de ATA, se ha mostrado extrañado frente a estos números y entiende que la realidad es otra. «Querer vincular el crecimiento neto de autónomos de los últimos cinco años con los beneficiarios de la tarifa plana es faltar a la verdad. De acuerdo a esos cálculos, de los aproximadamente 1.470.000 beneficiarios de la tarifa plana solo 229.000 estarían en actividad, y eso es falso. Al día de hoy más de 800.000 siguen cotizando en el RETA», explica Amor. La tarifa plana de 50 euros entró en vigor en 2013, con una duración inicial de seis meses para quienes iniciasen su actividad por cuenta propia, aunque en enero de 2018 se amplió a un año para nuevos autónomos, una medida de la que se han beneficiado un total de 1.473.774 personas en estos cinco años.

Según el titular de ATA, las personas mayores de 30 años –que representan el 80% de los beneficiarios– permanecen activos una media de 1.433 días (casi 4 años). «Una vez transcurridos los dos primeros años, los beneficiarios se mantienen dos años más en el sistema. La tarifa plana tal y como funciona en la actualidad ha reducido el indice de mortalidad de las actividades que inician los autónomos», indica Amor.

No obstante, el presidente de ATA coincide en la necesidad de revisar las condiciones de la tarifa plana a partir del segundo año. «Tiene que ser una política que ayude a todo el mundo en el primer año y, en el segundo, solo al que lo necesita. No es lógico mantener las bonificaciones a autónomos que tienen ingresos de 50.000 euros», señala. Desde el Ministerio aseguran que las modificaciones que se proyectan persiguen el diseño de un sistema más justo, donde cada trabajador por cuenta propia pague acorde a sus ingresos.