REUTERS

Sony dispara su beneficio neto en 2018 y gana 7.363 millones gracias a sus ramas de videojuegos y música

Los ingresos por ventas de Sony han crecido un 1,4% en el recién concluido ejercicio japonés hasta 69.640 millones de euros

Actualizado:

El grupo japonés Sony ha logrado un beneficio neto de 7.363 millones de euros (916.300 millones de yenes), un 86,7% más, en el ejercicio fiscal de 2018, que concluyó en marzo, debido principalmente al buen rendimiento de sus ramas de juegos y música. Por su parte, la ganancia operativa ha ascendido a 7.186 millones de euros (894.200 millones de yenes), un 21,7 % más que el año anterior, detalló este viernes la empresa en su informe financiero.

Los ingresos por ventas de Sony han crecido un 1,4% en el recién concluido ejercicio japonés hasta 69.640 millones de euros (8,66 billones de yenes), gracias sobre todo al «significativo aumento» de ventas en su rama de videojuegos y servicios en línea.

Las ventas de su segmento de videojuegos se han incrementado un 19% principalmente por un aumento de las ventas de juegos y del número de suscriptores de su servicio de pago PlayStation Plus, incrementos que compensaron el descenso de ventas de su consola PlayStation 4 (PS4), explicó la compañía en el informe.

Previsiones para 2019

Sony ha previsto que las ventas durante 2019 se mantengan prácticamente «planas», ante la previsión de un descenso de ventas de hardware de PS4 y unos tipos de cambio de divisas desfavorables, aunque confía en que estos contratiempos se vean compensados por las ventas de juegos para su consola doméstica.

La compañía también destacado en sus resultados el buen rendimiento de su segmento de música que, si bien registró un aumento del 1 % en sus ventas ("principalmente por mayores ingresos de transmisiones en directo"), duplicó su beneficio operativo tras consolidar en sus resultados a la editora EMI Music Publishing, que compró en 2018.

El segmento de telefonía móvil de Sony ha registrado los peores resultados de 2018, cuando las ventas cayeron un 31 % por el "descenso de la venta de unidades de teléfonos".

Como novedad, la empresa ha anunciado una reestructuración en algunos segmentos, incluido el de telefonía, que pasará a formar parte de una categoría mayor, «Productos y soluciones electrónicas», en la que se integrará, a partir de ahora, con las áreas de «Entretenimiento para el hogar y sonido» y de «Productos y soluciones de imagen».