José Gil, (izq.) director general de Prosegur Seguridad, y Alejandro Alonso, director general de Prosegur Ciberseguridad
José Gil, (izq.) director general de Prosegur Seguridad, y Alejandro Alonso, director general de Prosegur Ciberseguridad - JAIME GARCÍA

La seguridad se blinda con una respuesta integral en la era de las amenazas globales

Los directivos de Prosegur explican las claves de un modelo que une tecnología y personas y avanza hacia técnicas predictivas

J. Vales
MadridActualizado:

En un mundo cada vez más globalizado y digitalizado, los peligros y los riesgos se interconectan y se multiplican. La tecnología se convierte en solución y parte del problema. Por un lado, permite perfeccionar las herramientas de seguridad, pero, por otro, también abre la puerta a nuevas amenazas cada vez más sofisticadas. Tal y como ocurre en otros sectores, la industria de la seguridad se enfrenta a una nueva era repleta de desconocidos retos que exigen respuestas distintas a las que siempre habían funcionado hasta ahora. En Prosegur, la compañía española líder en seguridad, el desafío se afronta avanzando en la implantación de un modelo de protección integral, en el que las personas y la vigilancia física se combinan con el desarrollo de las últimas tecnologías para lograr una propuesta más robusta y completa.

Como explican José Gil, director general de Prosegur Seguridad, y Alejandro Alonso, director general de Prosegur Ciberseguridad, ya no se trata solo de atender los eventos de seguridad, sino que la compañía trabaja en modelos predictivos para poder adelantarse a las situaciones de riesgo. Con estos dos directivos hacemos un repaso a las claves del antes y el después de una actividad en plena transformación.

La Inteligencia Artificial permite anticipar buena parte de los riesgos

«La tecnología nos permite ofrecer un servicio de seguridad mucho más fiable», explica José Gil. «Trabajamos desde hace años en combinar el factor humano con la utilización de la tecnología. Hemos convertido al Centro de Control en el corazón de nuestra actividad. Hemos incorporado, por ejemplo, cámaras de vigilancia con Inteligencia Artificial y nuestras soluciones nos permiten ya inferir patrones de comportamiento a partir de los datos registrados. De esta forma nos anticipamos a los eventos de seguridad que pudieran afectar a los activos o las personas de las organizaciones que protegemos», añade el director general de Prosegur Seguridad.

El directivo destaca cómo la compañía ha incorporado a sus procedimientos habituales soluciones de seguridad basadas en tecnología de analítica de vídeo avanzada, con motores de Inteligencia Artificial que permiten detectar y analizar en segundos imágenes registradas a través de vídeo que de otra manera llevaría horas de trabajo. José Gil destaca también las soluciones que permiten la identificación de personas en movimiento facilitando así los accesos a edificios o cualquier otro tipo de espacio.

Solución y problema

Pero al mismo tiempo que facilita la labor de protección, la tecnología también ha abierto nuevas ventanas de riesgo. Como apunta Alejandro Alonso, «el incremento de la tecnología ha supuesto que las amenazas crezcan. Hay que tener en cuenta que el ciberespacio se ha configurado como un facilitador también de las amenazas en el mundo físico. Los ataques en el entorno digital son relativamente fáciles de realizar, tienen un coste bajo y la incorporación de millones de dispositivos conectados hace que el perímetro a proteger crezca en la misma medida».

Para trabajar en estos entornos cada vez más complejos, el director general de Prosegur Ciberseguridad señala la importancia de «ofrecer soluciones integrales que den respuesta a las amenazas independientemente de su procedencia. Gracias a nuestras capacidades en ciberseguridad realizamos una monitorización continua de los incidentes desde un único punto y proporcionamos inteligencia a las operaciones. Tan pronto detectamos cualquier incidente, activamos los protocolos de acción establecidos garantizando así la máxima seguridad en nuestros clientes».

Ambos directivos coinciden en destacar la importancia de tener una visión integral de las operaciones de seguridad para poder realizar una gestión global del riesgo, independientemente de si su procedencia es del mundo físico o digital e impulsar el desarrollo de soluciones avanzadas de seguridad. Respuestas globales para una realidad cada vez compleja.