Jerome Powell, presidente de la Fed
Jerome Powell, presidente de la Fed - AFP

La Reserva Federal realiza su cuarta subida de tipos del año pese a las amenzas de Trump

Los tipos de colocan en la horquilla del 2,25-2,5%

Actualizado:

La Reserva Federal (Fed) ha confirmado la cuarta subida de tipos de este año, tal y como había planeado. En concreto, los sitúa en la horquilla del 2,25-2,5%, pese a las amenazas del presidente de EE.UU., Donald Trump, que se ha mostrado muy contrario a la política de la Fed. Aun así, el organismo rebaja a dos alzas más de tipos para 2019 de las tres que estaban planificadas.

La Fed ha concluido, tras el cónclave celebrado entre el martes y el miércoles, que «algunos incrementos graduales» serán consistentes y apoyarán la expansión de la actividad económica y las condiciones del mercado laboral.

La autoridad monetaria ha señalado que los últimos datos recibidos muestran que el mercado laboral ha continuado fortaleciéndose y que la actividad económica ha aumentado a un «fuerte ritmo». Asimismo, ha señalado que la inflación general y subyacente se ha mantenido cerca del 2% en tasa interanual, mientras que las expectativas de inflación a largo plazo no han cambiado.

«El Comité considera que algunos aumentos graduales adicionales en el rango objetivo serán consistentes con la expansión sostenida de la actividad económica, las fuertes condiciones del mercado laboral y el objetivo de inflación a medio plazo del 2%», ha apuntado la entidad.

De esta forma, la Fed parece haber capitulado ante las presiones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ya que es la primera vez que incluye la palabra «algunos» para referirse a cuántos aumentos graduales adicionales son todavía necesarios.

También ha introducido un segundo cambio con respecto al comunicado de septiembre, cuando se produjo la última subida de tipos de interés. Aunque han vuelto a señalar que los riesgos están «balanceados», ha advertido de que continuará monitorizando la economía global para «valorar» sus implicaciones en el pronóstico económico.

En cuanto a la evolución macroeconómica, la Fed ha revisado a la baja su pronóstico mediano de crecimiento económico para 2018 hasta el 3%, desde el 3,1% de septiembre. El incremento del PIB en 2019 también ha sido revisado a la baja en dos décimas, hasta el 2,3%. Los cálculos para 2020 y 2021 se mantienen estables.

Asimismo, el banco central ha mantenido su pronóstico para la evolución del mercado laboral en el 3,7% para 2018 y en el 3,5% para 2019.

El mercado de trabajo estadounidense generó un total de 155.000 empleos no agrícolas el pasado mes de noviembre y mantuvo la tasa de desempleo en el 3,7% (6 millones de parados), según los datos del Departamento de Trabajo.

La economía experimentó un crecimiento anualizado del 3,5% en el tercer trimestre de 2018, siete décimas por debajo de la expansión registrada en el trimestre inmediatamente precedente, así como la misma avanzada previamente por la Oficina de Análisis Económico del Gobierno del país norteamericano.

De su lado, el índice de precios de gasto de consumo personal, la variable preferida por la Fed para medir la inflación, se situó en octubre, el último dato disponible, en el 2% con respecto al año pasado. La tasa mensual se situó en el décimo mes del año en el 0,2%, una décima menos que el mes precedente. La inflación subyacente, que excluye los precios de la energía y alimentos dada su mayor volatilidad, se situó también en el 0,1% en tasa mensual, mientras que en tasa interanual avanzó un 1,8%.