Barco de sondeos de Repsol
Barco de sondeos de Repsol - ABC

Repsol y Equinor descubren petróleo en aguas de Noruega

Las estimaciones preliminares apuntan a que el yacimiento podría contar con entre 1,1 y 2 millones de metros cúbicos equivalentes de petróleo

Actualizado:

La petrolera española Repsol y sus socios Equinor (la antigua Statoil), Neptune y OMV han descubierto petróleo y gas en un pozo de exploración perforado cerca del campo de Gudrun, situado en aguas del Mar del Norte, en Noruega, ha comunicado hoy la Dirección de Petróleo de ese país nórdico.

Después de esta perforación de evaluación, las cuatro compañías deberán analizar ahora si el descubrimiento tiene potencial suficiente para su explotación comercial. Las estimaciones preliminares apuntan a que el yacimiento podría contar con entre 1,1 y 2 millones de metros cúbicos equivalentes de petróleo.

El pozo se ha perforado a unos 10 kilómetros al sureste del campo de Gudrun, a unos 225 kilómetros al oeste de la ciudad noruega de Stavanger.

Repsol cuenta con una participación del 15 % en el campo de Gudrun y el operador es Equinor Energy, la antigua petrolera noruega Statoil, que tiene un 36 %. El resto de las socios son Neptune Energy Norge, con un 25 %, y la compañía austríaca OMV, con un 24 %. Repsol tiene derechos mineros sobre 27 bloques en Noruega, 18 de exploración y 9 de producción o desarrollo.

La petrolera española produce actualmente unos 28.000 barriles equivalentes de petróleo al día en el país nórdico y sus reservas rondan los 53 millones de barriles equivalentes.

Repsol es el operador del campo YME, con una participación del 55 %, cuya puesta en producción está prevista para el primer semestre de 2020.

La petrolera española calcula unas reservas recuperables de 65 millones de barriles en diez años de producción. Además, en febrero, Repsol compró a Total la participación del 7,7 % que la compañía francesa tenía en el campo de Visund. Esta operación supuso un aumento significativo, de un 40%, en la producción de Repsol en el país.

En enero, el Gobierno noruego concedió a Repsol tres nuevas licencias de exploración, dos de ellas como operador y otra como socio.