Una zapateria que tendra la promociones toda la semana - MAYA BALANYA

Rebajas navideñas exprés con sabor americano

Este viernes se celebra el «Black Friday», la última estrategia comercial para calentar el bolsillo del consumidor

MadridActualizado:

Puede que a usted el término « Black Friday» le suene a chino, pero probablemente lleve toda la semana viendo anuncios de grandes ofertas en pequeñas tiendas, grandes almacenes y en la pantalla de su ordenador. La cuenta atrás ha terminado y el famoso «Black Friday» o «viernes negro», una jornada de descuentos especiales que anticipa la campaña de Navidad, se celebra hoy. Lo que empezó como una moda en Estados Unidos para dar salida a productos tecnológicos ya se ha convertido en una tendencia en Europa para todo tipo de objetos de consumo. Los expertos en marketing aseguran que la tendencia ha llegado para quedarse. «No es una moda pasajera. Tanto a los clientes como a los comercios les beneficia. Los consumidores aprovechan los descuentos para anticipar alguna compra navideña y los comercios mejoran su tesorería en un momento del año en el que interesa mejorar los ingresos», explica Javier Rovira, profesor de marketing estratégico de ESIC. Este año se espera que la campaña de Navidad deje cifras récord en ventas y se confía en el mismo optimismo para este «viernes negro».

Con nombre anglosajón o castizo, el «Black Fiday» no deja de ser un día más de rebajas, aunque hay algunas particularidades que se deben tener en cuenta. Aquí le contamos (casi) todo lo que hay que saber antes de lanzarse a comprar.

¿Por qué se le llama «Viernes negro»?

En Estados Unidos, donde comenzó esta estrategia comercial, se celebra un día después del día de «Acción de gracias» que se celebra el cuarto jueves de noviembre, es decir siempre un viernes. El apelativo de negro se toma porque en esta época las tiendas cambian los números rojos por este color gracias al aumento de las ventas. Solo en la temporada navideña se realizan el 20 por ciento de todas las compras y ventas del año.

¿Qué es lo mejor que se puede comprar?

Originalmente, se creó esta estrategia de marketing para que las empresas tecnológicas se pudieran deshacer de productos (ordenadores, móviles, videojuegos...) que habían quedado un poco desfasados, pero podían tener salida en un público menos especializado si se le seducía con algún descuento. La tradición empezó con la tecnología, sin embargo ahora se ha trasladado a todos los productos de consumo, desde moda a hogar. El año pasado la electrónica y la moda fueron los productos estrella de la jornada y la tendencia probablemente se repetirá este año. Un estudio de Worten predice que el 60% comprará sobre todo moda y el 43% adquirirá productos de electrónica, imagen y sonido. Un tercio de los compradores lo hará, además, a través de Internet.

¿Y la mejor oferta?

La madrugada del viernes será clave para conocer las mejores ofertas. Aunque algunas cadenas como Amazon ya han comenzado esta semana con descuentos, el día estrella será este viernes. «Todas las ofertas se publicarán el jueves a las doce de la noche, por lo que las primeras horas del «Black Friday» serán determinantes», declara Marta Rey, portavoz del portal Cuponesmagicos.com. La compañía Apple, por ejemplo, no ha anunciado las rebajas de sus productos, sin embargo sí ha confirmado su participación en la jornada de descuentos. En cuanto a las tiendas físicas es muy probable que la oferta de determinados productos finalice cuando se agote el stock disponible. Así que, como en cualquier campaña de rebajas, lo mejor es comparar precios de distintos comercios y realizar la adquisición en las primeras horas del evento.

Cuidado con el fraude y los reclamos

Las precauciones básicas que se deben tomar para evitar engaños son las mismas que en cualquier temporada de rebajas, aunque hay que tener especial cuidado con los descuentos y los precios que suben y bajan en poco tiempo. En Twitter se ha acusado, por ejemplo estos días a algunas empresas de hinchar los precios de forma preventiva para rebajarlos para esta jornada. En este día de descuento también hay muchos comercios que utilizan artículos gancho para atraer al cliente, pero con unidades tan limitadas que se agotan rápidamente. Ese es el momento de pensar con frialdad si merece la pena comprar algo diferente que no necesitamos, ya que estamos allí, o batirnos en retirada a la espera de las rebajas de enero. Es importante recordar que los derechos del consumidor no cambian en época de descuento.

Atención a los cargos extra en internet

La Asociación Española de Economía Digital (Adigital) prevé que las ventas alcancen los 1.172 millones de euros, lo que supone un incremento del 11% respecto a 2014. Si se compra por Internet es importante asegurarse antes de los gastos extras que pueden llegar con el pedido. Atentos a las compras que se hagan en webs con domicilio en países fuera de la Unión Europea. Podemos vernos obligados a pagar impuestos en la aduana que arruinen el ahorro previsto. Y, como siempre que se hace una compra en internet, atentos a las ofertas que «no todo es oro», advierte José Luis Zimmermann, presidente de Adigital. «Hay que saber dónde se compra, asegurarse de que la empresa realmente existe y cuenta con un sello de confianza en comercio digital. Estas son precauciones básicas».

Y la semana que viene, el «Cibermonday»

Con el «Black Friday» no terminan las oportunidades comerciales en vísperas navideñas. Las rebajas de hoy viernes se extenderán en muchos comercios al lunes, en una nueva jornada conocida como el «Cibermonday». Por si fuera poco, Amazon ha marcado en su calendario el 14 de diciembre como el día «D»; el que más ventas logrará en su historia en España. La hora «H», entre las diez y las once de la noche.

El gigante de internet ha bautizado esta jornada como el «Peak Day», el día de más ventas del año. «Este año en Amazon.es se podrán encontrar más de 86 millones de productos siempre a precios bajos y disponibles en un clic» ha asegurado el vicepresidente de retail en Amazon UE, Xavier Garambois. Y si el bolsillo aguanta, después de Navidad siempre le quedarán las tradicionales rebajas de enero.