La presidenta de la Comisión del Pacto de Toledo en los pasillos del Congreso
La presidenta de la Comisión del Pacto de Toledo en los pasillos del Congreso - JAIME GARCÍA

Villalobos no convocará el Pacto de Toledo: «Que monten un debate de televisión»

El PSOE anuncia que presentará un nuevo texto de consenso para intentar salvar el frustrado acuerdo

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Tras más de un centenar de reuniones y un documento base con un eje central de acuerdos y un buen puñado de diferencias, el Pacto de Toledo ha oficializado hoy su despedida hasta la próxima Legislatura. Así lo había anunciado esta mañana Celia Villalobos, presidenta de la Comisión, ante la petición de algunos grupos de volver a convocar una reunión -«¿Para votar el qué?», se preguntaba en los pasillos del Congreso, «¿Para que los portavoces hablen? ¡Pues que vayan a televisión y monten un debate!»- y así se ha confirmado tras la reunión de la mesa del Pacto.

Visiblemente enojada, Villalobos abandonó la reunión asegurando que sólo el PSOE había votado a favor de que había suficiente consenso en el documento y que por lo tanto no iba a convocar a la comisión. «Yo llevo muchos años en política, he visto de todo y a mí no me van a manipular», ha asegurado en una jornada clave para la diputada popular también ha anunciado que deja la política tras más e treinta años de actividad.

«Yo tenía unas enormes ganas de conseguir el Pacto de Toledo. Para mí ha sido un reto, que he perdido claramente». «Todos los grupos políticos han cedido en sus planteamientos para conseguir un consenso y han cedido en cuestiones fundamentales para integrar a Podemos. Claro, cuando Podemos se va, todos los grupos vuelven a sus principios, con lo cual hace imposible llevar un documento a la comisión. Por eso es imposible que haya comisión. Y lo digo con gran dolor de mi corazón», ha aseverado. «¿Nos vamos a reunir?, ¿Con qué documento? Yo como presidenta ¿qué documento llevo yo a la mesa para que se pueda votar? No existe. Podemos ha dinamitado el Pacto», se ha resignado Villalobos.

El PSOE, sin embargo, se resiste a dejar morir un acuerdo con jugosos réditos electorales y, al finalizar la mesa, la portavoz del grupo en el Pacto, Mercé Perea, ha adelantado que va proponer un texto de acuerdo «donde nadie podrá decir que no». Según ha explicado, «reconoce la actualización con el IPC de las pensiones y recoge la recomendación de la Airef de tomar medidas por el lado de los ingresos y que hagamos revisiones periódicas del sistema». Así, el texto, en principio, recogería las dos primeras recomendaciones acordadas por los grupos en el Pacto, aunque «está abierto» a añadidos por parte de otros grupos. «El PSOE se compromete a poner un texto sobre la mesa que permita llegar a un acuerdo de mínimos, en cualquier caso el Pacto está abierto y vamos a pedir otra convocatoria», ha concluido Perea.

Sin embargo, el ánimo entre los otros grupos parlamentarios no parece el más proclive a un acuerdo, que ven en el movimiento de los socialistas un movimiento electoral. Esta misma mañana se han vivido momentos de cierta tensión ante la posibilidad de que la representante de Ciudadanos en la Mesa del Pacto de Toledo no acudiera a la cita por encontrarse enferma, lo que se ha unido al anuncio por parte de Podemos de que iba a votar a favor de una nueva convocatoria de la comisión. Finalmente han estado representados todos los grupos (la diputada de C's ha acudido finalmente a la convocatoria) pero la posibilidad de un empate técnico entre los cinco miembros de la mesa ha evidenciado la disparidad de posturas.

Las acusaciones de romper el acuerdo por un interés electoral siguen apuntando a Podemos. La propia Perea ha puesto la pelota sobre el tejado de la formación morada y al pedirles que soliciten también reunión de la Mesa y los portavoces de la comisión para que se valore la propuesta del PSOE. Por su parte, las diputadas de Unidos Podemos Yolanda Díaz y Meri Pita habían negado momentos antes ser responsables de la ruptura del Pacto argumentando que ellos ya habían anunciado que iban a presentar votos particulares contra la ampliación de la edad de jubilación, que el cálculo de la pensión se realice en función de toda la vida laboral y que las viudas perciban o no la suya en función de su renta.

Desde Ciudadanos también se niega la posibilidad alguna de acuerdo a corto o medio plazo. El portavoz de la formación en el Pacto, Sergio del Campo, acusó a Podemos de «hacer un mitin con un problema que es muy serio porque el sistema de pensiones atraviesa una situación muy delicada que requiere soluciones». «No habrá acuerdo por una cuestión electoralista», sentenció.

El frustrado acuerdo en la comisión del Pacto de Toledo ha desencadenado también esta mañana un bronco debate entre los grupos políticos, siempre con Podemos como objetivo de las críticas. La formación morada no ha dudado en defenderse y ha escenificado su ruptura con el PSOE, al que ha acusado de «mentir» y buscar «hacerse una foto electoral», según ha declarado la portavoz del grupo Irene Montero antes de entrar al Pleno.

Desde los populares han destacado las incoherencias en las que ha entrado Podemos al ponerse al frente de la manifestaciones por un sistema de pensiones digno y luego bloquear la comisión que debe velar por sus sostenibilidad. En palabras del vicesecretario de Organización del PP, Javier Maroto: «muchos jubilados se sentirán frustrados» cuando vean que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, «les tomó el pelo» al acudir a sus manifestaciones para después torpedear el acuerdo.

Para Maroto, el debate de las pensiones, «el más importante» del país, ha sufrido «un nuevo golpe por parte de la izquierda», que, a su juicio, se suma al momento en el que el entonces diputado socialista Pedro Sánchez «votó la congelación de las pensiones» siendo José Luis Rodríguez Zapatero presidente del Gobierno.