Eva Serrano, presidenta de ASEME
Eva Serrano, presidenta de ASEME - BELÉN RODRIGO

El número de mujeres emprendedoras creció en España un 7% durante la crisis y ya son más de 650.000

El 90% del autoempleo femenino utiliza capital privado proveniente de la indemnización de su despido o de ahorros

MadridActualizado:

El autoempleo ha sido la única salida para muchas mujeres que se quedaron sin trabajo como consecuencia de la crisis de 2008 por la cual se dejó escapar una gran parte del talento femenino español. «En los últimos cinco años ha crecido mucho el número de mujeres que han creado su propio empleo y en el 90% de los casos han utilizado capital privado, bien procedente de la indemnización del despido o de sus ahorros», explica Eva Serrano, presidenta de la Asociación Española de Mujeres Empresarias de Madrid (ASEME). A día de hoy ya existen en nuestro país más de 650.000 mujeres emprendedoras y empresarias, una cifra fruto del «crecimiento del 7% en estos años», según los datos del "Informe especial GEM sobre Emprendimiento Femenino". Ya se puede decir que «existen dos mujeres emprendedoras por cada tres hombres» y además han sido las empresas dirigidas por el sexo femenino las que «han superado mejor la crisis». Al hablar de sectores en el emprendimiento femenino destaca la entrada en las nuevas tecnologías, «sobre todo por parte de las mujeres más jóvenes, entre los 24 y los 30 años». A partir de los 40 años, se ha dejado de apostar tanto por el comercio y cada vez son más las empresarias dedicadas a los servicios y al e-commerce. Además «buscan negocios que puedan durar en el tiempo y hoy se pueden encontrar mujeres al frente de editoriales o de empresas de detectives, por ejemplo, áreas tradicionalmente dirigidas por hombres».

Esto son algunos datos revelados por ASEME durante la presentación del próximo Congreso Iberoamericano de Mujeres Empresarias que se celebrará en Madrid del 27 al 29 de octubre. Evento que abordará distintos temas como las razones que mueven a las empresas a trabajar en RSC, la diversidad como valor estratégico o la mujer como motor de cambio de modelo de la empresa, entre otros.

Responsabilidad Social Corporativa (RSC)

Un elemento común en los nuevos proyectos empresariales de mujeres es la incorporación de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) en el plan de negocio. «La crisis ha dejado importantes aprendizajes: la RSC es rentable para todo proyecto empresarial y para la sociedad», resalta Eva Serrano. «Las empresarias del siglo XXI tenemos una responsabilidad para mejorar nuestro entorno, general valor y riqueza con transparencia y de forma honorable», añade.

Para la presidenta de AEME se ha producido un cambio en la sociedad y «la mujer tiene más experiencia de manejar el capital humano. No quiero esto decir que los hombres no se preocupen por la RSC pero es algo innato en el sexo femenino». Ya se habla mucho de la responsabilidad de las empresas con el medio ambiente y ahora «las mujeres están luchando por la conciliación laboral, introducir medidas que favorezcan el trabajo de las personas que tienen personas dependientes a su cargo, ya sean niños o personas mayores». Los estudios demuestran que «cuando los trabajadores se sienten bien y se tiene en cuenta sus necesidades, mejora el rendimiento de la empresa».