Avión de Norwegian
Avión de Norwegian - REUTERS

Norwegian reta a Iberia y abre una ruta entre Madrid y Boston a menos de 200 euros

La aerolínea noruega, que también pasará a ofrecer una conexión diaria con Nueva York desde Barajas, pretende romper el «monopolio aéreo existente entre ambas ciudades»

MadridActualizado:

Pese a la inestabilidad generada en el sector aéreo por el Brexit y el repunte del petróleo, Norwegian mantiene intacta su apuesta por España. La compañía de bajo coste ha anunciado este miércoles que abrirá una ruta entre Madrid y Boston el 2 de mayo del año que viene con tarifas a partir de 179,99 euros. Un trayecto enfocado a romper el «monopolio aéreo existente en vuelos directos entre ambas ciudades», entre las que solo opera Iberia actualmente.

Con esta apertura, la aerolínea pasará a operar siete rutas entre Estados Unidos y España: cuatro desde Barcelona y tres desde la capital. Además, la compañía ha anunciado que, también desde mayo, pasará a operar a diario la ruta Madrid-Nueva York y mantendrá la oferta de cuatro vuelos semanales entre Barajas y Los Ángeles. En el caso del Madrid-Boston, los vuelos se operarán los martes, jueves y sábados.

Como resultado de esta expansión, la aerolínea «low cost» pasará a ofrecer 283.700 plazas entre Madrid y Estados Unidos el próximo verano, lo que supone un incremento del 293% respecto a este año. Dentro de estas plazas, 52.500 corresponden a la ruta de Boston, y 146.500 a la de Nueva York. Todos estos trayectos estarán operados con el Boeing 787-9 Dreamliner, que cuenta con 344 plazas.

Estaba previsto que a esta oferta se uniera una conexión entre la capital y Miami, pero los problemas registrados en algunos motores de Rolls-Royce han obligado a retrasar esta apertura, según ha detallado este miércoles en un encuentro con medios de comunicación el responsable de relaciones institucionales de la compañía, Alfons Claver.

Pese a ello, Claver ha destacado que Norwegian tiene la previsión de cerrar el año con 8,8 millones de pasajeros en España, un 4% más. En conjunto, la aerolínea noruega prevé cerrar 2018 con 36,6 millones de pasajeros, un 12% más respecto al año pasado. Y es que la aerolínea ha esquivado el impacto del Brexit, la incertidumbre causada por el pulso secesionista y el repunte del precio del petróleo. Sobre este último aspecto, desde la empresa aseguran que la juventud de su flota que permite un 63% menos de consumo que British Airways, por ejemplo.

Interés por la compañía

Respecto a la opción de operar trayectos entre Argentina y España, el portavoz de la firma ha reconocido que es «cuestión de tiempo», ya que la aerolínea cuenta ya con la licencia del Gobierno argentino para operar cinco rutas hacia nuestro país: tres desde Buenos Aires (Barcelona, Madrid y Málaga) y dos desde Córdoba (Barcelona y Madrid).

Todo este crecimiento no ha pasado desapercibido para grupos como Lufthansa y IAG, que incluso se planteó lanzar una opa sobre la compañía. Claver ha apuntado que este proceso de compra se ha paralizado, aunque ha admitido que en el sector aéreo «todos hablan con todos», por lo que no es descartable que se produzcan fusiones próximamente.