Maniestación en Madrid contra la reforma laboral, encabezada por los secretarios general de UGT y CC.OO. - efe

Miles de personas salen a las calles en 57 ciudades contra la reforma laboral

Los sindicatos cifran en medio millón la asistencia en Madrid; la policía reduce esa cifra a unos 50.000 manifestantes. CC.OO. y UGT advierten de una «movilización creciente» si el Gobierno no modifica la norma

madrid Actualizado:

Miles de personas han salido este sábado a la calle en Madrid para protestar contra la reforma laboral del Gobierno del PP. Los convocantes de la manifestación, los sindicatos CC.OO. y UGT han cifrado la asistencia en cerca de medio millón de personas, mientras que fuentes policiales han reducido la participación a unas 50.000 personas. La marcha, a la que han acudido los secretarios generales de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, ha concluido en la Puerta del Sol.

Al término de la lectura del manifiesto de la protesta, y cuando se escuchaba La Internacional, alguien ha arrojado pintura amarilla al estrado donde estaban Toxo y Méndez, acompañados de otros dirigentes sindicales. La pintura ha alcanzado la cara de Méndez, que se la ha limpiado sin problemas.

Las protestas comenzaron a mediodía en 57 ciudades de todo el país numerosas manifestaciones en protesta por la reforma laboral. En La Coruña, Gijón, Palma de Mallorca, Sevilla, León, Zaragoza, Valencia, Barcelona, Madrid... miles de personas han acudido a la llamada de los sindicatos en contra de la normativa planteada por el Gobierno para modificar el mercado de trabajo. El portavoz sindical citado anteriormente ha dado otras cifras de participación, entre ellas Barcelona, casi 450.000 personas; Valencia, unas 80.000; Gijón, casi 50.000; Zaragoza, 70.000, y Alicante, 35.000.

La de este sábado ha sido la primera de las manifestaciones con las que los agentes sociales pretenden convertir España en un clamor por lo que, a su juicio, supone la reforma en involución de los derechos de los trabajadores y que concede todo el poder a la patronal y los empresarios. En Madrid, la manifestación con Cándido Méndez (secretario general de UGT) e Ignacio Fernández Toxo (CC.OO.) a la cabeza discurre de forma masiva y pacífica. Miles de personas se han agrupado en torno a las peticiones de los agentes sociales al Gobierno para que abra "ya" un proceso de negociaciones sobre una reforma laboral que consideran "injusta". Méndez y Toxo han advertido al Ejecutivo que de no hacerlo, se producirá "una escalada del deterioro del clima social". Sin embargo, noquisieron mencionar la posibilidad de una huelga general.

Los líderes sindicales aseguraron que las 57 movilizaciones que se celebrarán este domingo en las principales ciudades españolas tratan de "abrir un cauce democrático" para modificar la nueva legislación laboral. "El cauce de la negociación es mejor", señaló Toxo antes de añadir que "el Gobierno tiene en su mano lo que suceda a partir de ahora" y confiar en que "estas movilizaciones muevan al Ejecutivo a tomar la decisión ya de convocar a las organizaciones sociales a la negociación que tenía que haber llevado a cabo antes del real decreto".

Méndez y Toxo achacan a «la mala conciencia» del Gobierno su defensa de la reforma

Por su parte, Méndez ha asegurado que con estas manifestaciones los sindicatos "no quieren confrontar sino corregir" y que no deben, por tanto, tomarse como "un pulso" para mediar el seguimiento que podría tener una eventual huelga general. Dicho esto, ambos líderes sindicatos han confiado que las movilizaciones convocadas tengan una respuesta "masiva" en la calle.

Ambos han señalado que la reforma viene "impuesta" e introduce a través del nuevo contrato para emprendedores el despido libre. Además, han criticado las reacciones desde el Gobierno antes estas manifestaciones, que han achacado a su "nerviosismo" y a su "mala conciencia".

Corean lemas contra Rajoy y Cospedal

Al grito de "Así, así, ni un paso atrás, esta reforma la vamos a tumbar" miles de aragoneses han recorrido el centro de Zaragoza y Huesca contra la reciente reforma laboral aprobada por decreto por el Gobierno, Mariano Rajoy. La ciudadanía ha escuchado las afirmaciones de los sindicatos de que la reforma no es contra ellos sino contra los trabajadores y ante el temor de que, como han advertido los líderes de UGT y CC.OO., aún será peor en el trámite parlamentario, y se han echado a la calle para expresar su disconformidad.

Y lo han puesto de manifiesto también en el resto de las ciudades que han secundado la llamada de los agentes sociales con consignas como "no es una crisis, es una estafa", "la reforma laboral para Cospedal", "contra el paro lucha obrera", "Mariano deja a los obreros metete con los banqueros". En Barcelona, miles de personas han salido este 19-F a la calle en Barcelona para protestar contra la reforma laboral, en una manifestación que ha reunido a sindicatos y a los partidos de la izquierda catalana. Tras el lema "Ni reforma laboral, ni recorte", los sindicatos encabezan la manifestación que discurrirá por el céntrico paseo de Gràcia, donde miles de personas llevan banderas, pancartas y hacen sonar silbatos en contra de la reforma promovida por el Gobierno del PP. El líder de CC.OO. en Cataluña, Joan Carles Gallego, ha señalado que la reforma laboral e "inútil e injusta" y ha exigido al Gobierno que la salida de la crisis se haga "con la gente y no contra la gente".

El dirigente de UGT en Cataluña, Josep Maria Álvarez, ha denunciado que esta reforma se ha aprobado para dar más poder a los empresarios y ha exigido a CiU que no se convierta, en Cataluña, en "el azote a los trabajadores".

Tanto Álvarez como Gallego han advertido que la manifestación de hoy supone el inicio de una serie de protestas contra la reforma, han exigido al Gobierno que se siente a negociarla y han avisado que si no se cambia podrían llegar a convocar una huelga general. En la manifestación también participan, con una pancarta propia, los partidos de la izquierda catalana con la presencia de sus principales dirigentes.

Unas 20.000 personas en León

En León, los sindicatos cifran en 20.000 las personas que han acudido a la marcha convocada para denunciar que el Ejecutivo "legaliza" los trabajos "low cost" en España. A la multitudinaria marcha en León se ha sumado un grupo de un centenar de personas en representación del movimiento 15M que, sin embargo, han esperado en la plaza de la Inmaculada al paso de la manifestación oficial para sumarse a la cola, como señal de desacuerdo con el papel de los sindicatos en la reforma.

Habrá también 29-F

Varios miles de personas también se han concentrado este mediodía en Sevilal donde los secretarios generales andaluces de CC.OO. y UGT, Francisco Carbonero y Manuel Pastrana, han encabezado la marcha. La marcha ha partido de la Puerta de Jerez tras una gran pancarta en la que se lee "No a la reforma laboral ineficaz, inútil e injusta".

Los líderes sindicales han anunciado que ésta es la primera de una serie de movilizaciones "en oleada" que continuará el día 29 con nuevas manifestaciones en toda Andalucía contra una política que "nunca ataca a los poderosos y hace recaer todo el coste de la crisis sobre la gente normal". Pastrana ha pedido "que se demuestre en la calle que el PP no puede volver 50 años atrás".

Miles de personas han recorrido este domingo el centro de Valencia en una manifestación multitudinaria contra la reforma laboral bajo el lema "No a la reforma laboral injusta con los trabajadores, ineficaz para la economía e inútil para la ocupación". La marcha ha partido puntual a las 12.00 horas de la plaza San Agustín en un ambiente festivo, amenizada con la música de dolçaines y tabalets, y capitaneada por los secretarios generales de CC.OO.-PV, Paco Molina, y de UGT-PV, Conrado Hernández. Asimismo, numerosos políticos de la oposición, entre ellos el secretario general del PSPV, Jorge Alarte, yla coordinadora general de EUPV, Marga Sanz.

En Valencia se han mezclado asuntos

Durante la misma, los asistentes han coreado cánticos como "reforma laboral, terrorismo empresarial" o "lo único que no pueden recortar es nuestra dignidad". Asimismo, al llegar a la plaza del Ayuntamiento, los asistentes se han referido a los incidentes entre estudiantes y la Policía ocurridos en los últimos días y han coreado consignas como "que valents, que peguen els xiquets" ("que valientes, que pegan a los niños").