El AVE Madrid-Barcelona cumple 10 años superando al puente aéreo

El trayecto acumula más de 35 millones de viajeros tras conseguir una cuota de mercado del 65% en 2017

MADRIDActualizado:

Renfe celebra este martes el décimo aniversario del AVE Madrid-Barcelona, un servicio que acumula más de 35 millones de viajeros tras haber registrado en 2017 un incremento del 7,6% y superar los 4,1 millones de pasajeros en solo un año. Con estos datos, el AVE en este trayecto consolidó su liderazgo respecto al avión al conseguir una cuota de mercado del 65% y superar al puente aéreo.

En su conjunto, los trenes AVE de Renfe transportaron 21,10 millones de viajeros en el ejercicio 2017, lo que supone un dato récord y el crecimiento del 3,7% respecto a 2016. El AVE encadena, además, cinco años consecutivos de crecimientos desde 2013, ejercicio en el que precisamente se bajó el precio de los billetes y Renfe adoptó su nueva política comercial de descuentos y promociones.

Por su parte, durante el trayecto entre Madrid y Barcelona, el ministro ha señalado a los periodistas que el balance de los diez años de funcionamiento de este servicio es «muy positivo» y que los resultados son «espectaculares. De la Serna ha recordado que el AVE ha logrado «más o menos dos tercios» de la cuota de mercado en la conexión entre las dos ciudades y ha celebrado cómo van las cosas «en esta línea y en muchas otras», ha añadido.

En este punto, ha matizado que, dado que la utilización del AVE es «escalonada», en el último año y, gracias a las medidas adoptadas por compañías aéreas como Iberia, que ha renovado su oferta del puente aéreo entre ambas capitales y lo opera ahora junto con Vueling, el avión ha crecido «quizá en mayor proporción que el tren».

«Productos frescos» como el EVA

Según el ministro, el AVE «es un caso de éxito», pero ha recordado que, a partir de 2020, va a haber un escenario «completamente nuevo» de la mano de la liberalización del transporte ferroviario de viajeros en la Unión Europea (UE). «Necesariamente tenemos que introducir productos frescos que nos permitan competir en mejores condicione», ha dicho, por lo que Renfe ha lanzado su nueva marca de alta velocidad bautizada EVA, que ha anunciado recientemente y con la que empezará a operar a partir de 2019.

A juicio del ministro, en el sector ferroviario va a ocurrir «algo muy similar» a la irrupción de las compañías de bajo coste en el sector aéreo. Ha asegurado que van a venir a España operadores privados y también algunos con carácter público y ha añadido que igualmente España intentará ir a otros países a competir.

Además, ha afirmado que con el EVA se pone en marcha un producto que intuye «que se va a ofrecer» en el mercado.

El primer trayecto del EVA será Barcelona-Camp de Tarragona-Madrid y tendrá El Prat de Llobregat como centro de operaciones. El proyecto inicial contempla con cinco frecuencias diarias por sentido y transportar 1.050.000 pasajeros anuales, de los que 400.000 procederán del coche y 250.000 serán nuevos pasajeros.

La red española de AVE suma actualmente una longitud de 3.146 kilómetros, posicionándose internacionalmente como la segunda del mundo por detrás China y la primera de Europa.