Juan Rosell, esta tarde, en la rueda de prensa celebrada en la sede de la CEOE - EFE
ECONOMÍA

La independencia de Cataluña crearía un «tremendo problema económico», según Rosell

El pacto fiscal de Cataluña «hay que resolverlo de una vez por todas a través de la reforma de la financiación autonómica»

MADRID Actualizado:

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha admitido esta tarde que la independencia de Cataluña crearía «un tremendo problema económico para ambos lados». En una rueda de prensa celebrada en la madrileña sede de la patronal, Rosell se había negado al principio de la misma a hablar de «independencia» de Cataluña porque «Artur Mas no ha pronunciado ese palabra». Además, «es un tema estrictamente político y los empresarios, cuanto menos nos metamos en ello, mejor».

Rosell dijo que ningún empresario catalán había denunciado en el seno de la CEOE la existencia de algún boicot en el resto de España. «Las empresas catalanas quieren vender en todo el mundo. Podría haber problemas, es un riesgo, pero no he notado una preocupación importante entre los empresarios catalanes», subrayó.

Sobre las discrepancias surgidas en el seno de la patronal en las recientes reuniones de su comité y de su junta directiva en las que alguno de sus miembros exigieron a su presidente una defensa más contundente de la unidad de mercado, Rosell recordó que «soy barcelonés, catalán, español y europeo. Tengo amigos en todos los partidos, relación con todos los presidentes de la Generalitat y me entiendo con todo el mundo, como ha sucedido con Zapatero y ahora con Rajoy. Allí -en Cataluña- me llaman españolista y aquí -en Madrid- me acusan de independentista».

Pacto fiscal y financiación autonómica

Rosell también se refirió al pacto fiscal que exige el gobierno de Mas y que ha sido rechazado por Rajoy. «No hay que obviar este problema, hay que resolverlo de una vez por todas, con la cabeza fría, a través del Estado de las autonomías y de la reforma de la financiación autonómica. Cataluña ha hecho una propuesta política y hay que estudiarla entre todas las partes». Subrayó que «hay que definir ese pacto fiscal, instrumentarlo y conocer la opinión del resto de comunidades autónomas y del Estado». De lo que «estamos convencidos es de que la financiación autonómica no funciona». Y si para ello hay que cambiar la Constitución, «no habría ningún problema siempre que sea para mejorarla y actualizarla».

Rescate

Sobre el posible «rescate» a España, Rosell empezó subrayando que «no me gusta esta palabra». «Existe la posibilidad de que Europa nos dé financiación pero, como ahora no tenemos la presión de los mercados de hace unos meses, tenemos un poco más de tiempo para analizar las condiciones. No podemos meter la pata. Pactemos antes todo lo que haya que pactar».