El Gobierno mantendrá fuera de la lista del paro a los 200.000 perceptores del nuevo PER

JAVIER GONZÁLEZ NAVARRO | MADRID
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Consejo de Ministros, que se reúne hoy en Sevilla, tiene previsto aprobar diversas medidas «extraordinarias y excepcionales» para hacer frente a la elevada pérdida de empleo en el sector agrario. Una de esas medidas, adelantada ayer en estas páginas, es la de reducir a casi la mitad el número de jornadas necesarias para cobrar el PER o, como se denomina ahora, el Aepsa (Acuerdo para el Empleo y la Protección Social Agraria), en las comunidades de Andalucía y Extremadura.

En concreto, la propuesta que estudiará hoy el Gobierno prevé rebajar a entre 18 y 25 jornadas el mínimo exigido para percibir el mencionado subsidio agrario, cuando actualmente, son necesarias 35 peonadas. Fuentes sindicales apuntan a que el recorte que se acortará situará el nuevo mínimo en cerca de 20.

CC.OO. y UGT calculan que son más de 221.403 los trabajadores andaluces y extremeños que se podrán beneficiar de esta reforma. Otras fuentes, en este caso de Asaja (Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores), elevan el número de potenciales beneficiarios por encima de las 300.000 personas. En Andalucía se realizan unos 46 millones de peonadas al año en la agricultura y el año pasado las juntas andaluza y extremeña destinaron 174 millones de euros a ese subsidio.

Voto cautivo

Al margen de las connotaciones políticas que puede tener esta medida en dos regiones donde tradicionalmente el PSOE ha utilizado el PER como voto cautivo y cuando las encuestas ponen por delante al PP en Andalucía, la reforma de este subsidio servirá también para que el Gobierno siga sacando de las listas oficiales del paro a decenas de miles de agricultores andaluces y extremeños que cobran el Aepsa, y que podrían apuntarse al paro antes de las elecciones autonómicas como consecuencia de la crisis por la que atraviesa el campo. La cifra podría superar los 200.000, según diversas fuentes consultadas. Cabe recordar que con los datos de febrero, el número oficial de parados registrados en las oficinas públicas de empleo (antiguo Inem) era de 4.130.625 personas. Sin embargo, a esta cifra habría que sumar los 260.250 que cobraban el Aepsa y que participaban en cursos de formación y los 208.083 que demandan empleos específicos o con disponibilidad limitada. Es decir, que el número real de parados al acabar febrero era de 4.598.958. Como reacción, el recorte del número de jornadas necesarias para cobrar el Aepsa en Andalucía y Extremadura ha sido recibido con críticas desde las organizaciones agrarias y con matices desde los sindicatos.

Para Asaja (Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores) la reforma es sólo «para la galería». La medida nace «coja» porque «no contempla los daños del temporal en la agricultura», según un portavoz que subraya que el 50% de la superficie está dañada, por lo que «debe haber medidas para generar empleo: no se puede dar dinero por no hacer nada».

Reforma «puntual»

Esta asociación está a favor de reducir el número de jornadas necesarias para cobrar el Aespa, «siempre que sea una medida puntual, no algo indefinido». Incluso, recuerdan que en la campaña pasada ya solicitaron un PER extraordinario por la crisis económica y no fue aceptado por la Junta andaluza.Así, subrayan que el Aepsa «tiene que ser racionalizado y despolitizado».

Los sindicatos CC.OO. y UGT han planteado que cualquier medida extraordinaria del Gobierno motivada por el temporal debe extenderse al resto de comunidades afectadas.