La nueva infraestructura enlazará la denominada Península de Greenwich con la zona de Silvertown
La nueva infraestructura enlazará la denominada Península de Greenwich con la zona de Silvertown - EFE

Ferrovial se adjudica finalmente la construcción de un nuevo túnel bajo el Támesis por 1.133 millones

El grupo constructor le gana la partida a ACS, por lo que construirá dos túneles gemelos de unos 1,4 kilómetros de longitud, que deberán estar listos en 2024

MadridActualizado:

Ferrovial le ha ganado la partida a la constructora ACS y ha confirmado este jueves que se ha adjudicado la construcción de un nuevo túnel bajo el río Támesis al Este de Londres. Un proyecto de 1.133 millones de euros (1.000 millones de libras).

Los dos grupos españoles eran los únicos que, por separado, habían presentado a comienzos de este año a Transport of London sus ofertas para lograr una obra que supondrá habilitar la primera nueva conexión entre las dos partes de la capital británica desde 1991.

Con este proyecto, Ferrovial ha reforzado la presencia con que cuenta en el mercado constructor británico, a pesar de que continúa con su estrategia de selectiva elección de proyectos en el país para sortear las incertidumbres que genera el 'Brexit'.

El contrato consiste en construir un dos túneles gemelos de unos 1,4 kilómetros de longitud bajo el río Támesis en la zona Este de Londres.

Mejorar las conexiones

La nueva infraestructura enlazará la denominada Península de Greenwich con la zona de Silvertown y habilitará así una nueva vía subterránea para cruzar de una parte a otra de las dos zonas de la ciudad que separa el río.

Se trata de una obra considerada de «significativa relevancia nacional» por el Gobierno de Reino Unido, con la que se busca liberar la alta congestión que presenta el próximo Blackwall Tunnel, una infraestructura que data de la década de los sesenta y actualmente está al máximo de su capacidad.

Además, pretende mejorar las conexiones y la fluidez del tráfico en la ciudad y, en consecuencia, recortar el impacto medioambiental por los atascos y los tiempos de viaje. Ferrovial acometerá el proyecto, que estará listo en 2024, a través de un consorcio que completan Aberdeen Standard, BAM, Macquarie Capita y SK E&C.