Klaus Regling, jefe del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) conversa con Luis De Guindos, minsitro de Economía, en una reunión del Ecofin
Klaus Regling, jefe del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) conversa con Luis De Guindos, minsitro de Economía, en una reunión del Ecofin - AFP

España destinó 40.000 millones a ayudas financieras en Europa

La cifra es ya similar al préstamo recibido en 2012 para el rescate bancario español

MadridActualizado:

España destinó a ayudas financieras para otros países de la Eurozona prácticamente la misma cantidad que la liquidez finalmente recibida por el rescate del sistema financiero español allá por 2012. En concreto, según datos del Ministerio de Economía a los que ha tenido acceso ABC, nuestro país ha aportado ya a los programas de asistencia financiera en la zona euro un total de 39.965,31 millones de euros. En concreto, del total, 29.828,85 millones fueron recibidos por Grecia; 5.310,2 millones, por Portugal; 4.062,29 millones fueron a parar a las arcas de Irlanda, y 763,97 a Chipre.

Mientras, hasta el momento, el coste del propio rescate financiero español para las arcas públicas asciende a 41.847 millones de euros, menos de la mitad de la línea de crédito que se pidió, de hasta 100.000 millones de euros, a un tipo de interés del 0,5%.

El MEDE (Mecanismo Europeo de Estabilidad) fue el organismo europeo que proporcionó en diciembre de 2012 su asistencia financiera en forma de títulos de deuda al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que luego canalizó la ayuda a las entidades financieras españolas rescatadas.

El grueso del crédito se repartió entre BFA-Bankia, BMN, Catalunya Banc, NCG Banco, y Banco de Valencia. Hasta que la ayuda sea completamente reembolsada, el fondo de rescate mantiene un programa de supervisión sobre España, al igual que lo hace con el resto de países que han recibido su asistencia financiera.

Anticipados y voluntarios

Además, según las mismas fuentes, del préstamo bancario recibido -los poco más de 40.000 millones-, España, para minimizar la pérdida de costes de intereses a España, ha amortizado ya anticipadamente, y de forma voluntaria, 6.304 millones. Un préstamo por cierto que vence en 2027. Si bien en total ha devuelto 6.612 millones, ya que se hizo un único pago «previsto» por Bruselas -esto es, de obligado cumplimento en fecha y cantidad- de 308 millones el 23 de julio de 2014.

Y es que nuestro país decidió empezar a devolver dicho préstamo financiero de forma anticipada el 8 de julio de 2014, por valor de 1.304 millones de euros, al que se sumó días después esos 308 millones de obligado cumplimiento. Un tercer pago se realizó el 17 de marzo de 2015, por valor de 1.500 millones; un cuarto, de 2.500 millones, el 14 de julio de ese mismo año; y, el último, en noviembre de 2016 por un montante que ascendió a 1.000 millones de euros.

Economía prevé que volverá a anticipar dos pagos del préstamo en 2017, uno en junio de 1.000 millones y otro en noviembre, de 2000, por lo que a finales de año España habrá devuelto de forma anticipada 9.300 millones (9.608 millones en total) de los algo más de 41.000 millones recibidos del fondo de rescate europeo.