ABC

Red Eléctrica abre el capital de Hispasat a la entrada de socios que aporten valor a la compañía

El consejero delegado, Juan Lasala, descarta que la integración de Hispasat suponga un ajuste de plantilla

MadridActualizado:

El consejero delegado de Red Eléctrica de España (REE), Juan Lasala, se ha mostrado abierto a dar entrada en el capital de Hispasat y de su negocio de telecomunicaciones a socios que aporten «una visión estratégica-tecnológica» del negocio mayor, ya sea por geografía o valor añadido por producto.

En declaraciones a la prensa tras participar en el 16º Encuentro del Sector Energético organizado por IESE y Deloitte, Lasala aseguró que en la actualidad «hay mucha gente con mucho dinero que quiere comprar participaciones», por lo no descartó abrir el capital del operador de satélites, o de su negocio internacional, a socios que aporten «otros productos y otros mercados».

«El capital está abierto, por supuesto. Tenemos un 89% de la compañía y cualquier cambio accionarial está sujeto al Consejo de Ministros, pero estamos abiertos, claro», dijo el directivo, subrayando que «el futuro está abierto y se pueden tomar decisiones que hagan que Hispasat sea una mejor compañía y que Red Eléctrica sea una mejor compañía».

Red Eléctrica anunció el martes la adquisición del 89,68% del capital de Hispasat que tenía Abertis por un importe de 949 millones de euros, pasando a convertirse así en uno de los principales gestores de infraestructuras de telecomunicaciones del país.

Lasala indicó que con la operación, que se prevé culminar en el primer semestre de este año una vez que obtenga la autorización de los reguladores y del Gobierno -un trámite necesario dado que Hispasat gestiona activos como son los satélites-, las telecomunicaciones pasarán a representar en torno al 20% de la facturación del grupo.

Una vez realizada la transacción, el accionariado de la compañía quedará constituido por Red Eléctrica Corporación, como el principal accionista con el 89,68%, seguido de SEPI (7,41%) y CDTI (2,91%).

Respecto a la financiación de la compra, que se llevará a cabo con deuda externa en su totalidad, subrayó que en ningún caso va «a tener impacto» en los compromisos de Red Eléctrica como compañía regulada. «No lo va a comprar la compañía regulada en ningún caso, es independiente. Todos los compromisos de Red Eléctrica sobre la compañía regulada los cumplirá, como tiene que ser», dijo.

Lasala, que descartó que en principio la integración de Hispasat con el negocio de telecomunicaciones de Red Eléctrica suponga algún ajuste de plantilla, ya que «es un mundo comercialmente parecido y de sinergias apreciables», insistió en que la operación no era la máxima prioridad para el grupo, que tiene como objetivo número uno el «reto enorme» que es la transición energética, con unas inversiones que alcanzarán los 3.000 millones de euros en los próximos años y que podrían ascender a unos 7.000 millones antes de concluir la próxima década.

«Era una prioridad, pero menor. El presidente (Jordi Sevilla) y yo hemos compartido una visión acerca de Hispasat, y lo que queríamos hacer era lo mismo», añadió al respecto.

Asimismo, aseguró que el papel del Ejecutivo ha sido importante en la operación «sí y no», ya que es «una verdad como un templo que no se podía hacer la operación en contra del Gobierno», ya que es socio en Hispasat y también quien concede las licencias de las órbitas estacionarias.

No obstante, recalcó que «ni nos ha obligado nadie ni nos ha dejado de obligar nadie». «La iniciamos porque queríamos hacerla. La hemos seguido y perseguido, y ha salido de una manera muy cerca o prácticamente igual, financieramente hablando, de la operación inicial que pusimos encima de la mesa», aseguró.

En su participación en el foro, Lasala pidió a las administraciones agilizar los procedimientos en la tramitación de permisos para el desarrollo de las energías renovables, ya que representa «el mayor miedo» para alcanzar los objetivos de la transición energética.

Así, afirmó compartir la preocupación del secretario de Estado de Energía, José Domínguez, de que la tramitación supone «el mayor problema» en el camino hacia la descarbonización. «Escuchar esto es todo un avance de partida. La preocupación antes era otra», dijo.

Además, reiteró que Red Eléctrica «tiene la capacidad» para abordar unos objetivos que consideró «realistas» de dar entrada a unos 5.000 megavatios (MW) de renovables al año. «Son muchos, pero la base de la red, tanto de transporte como distribución, es correcta», afirmó.