Tercera dimisión en Barclays por el escándalo de la manipulación del libor
Bob Diamond tras su nombramiento como CEO de Barclays, en 2010 - Reuters
se acusa al banco de manipular el libor y el euribor

Tercera dimisión en Barclays por el escándalo de la manipulación del libor

Barclays insinúa que el Gobierno Británico le presionó para que manipulara los tipos de interés interbancarios

Unai mezcua
madrid Actualizado:

Ya son tres. El consejero delegado de Barclays, Bob Diamond, finalmente ha dimitido esta mañana como consecuencia del enorme revuelo provocado por las manipulaciones de los tipos de interés interbancarios efectuadas por empleados del banco británico entre 2005 y 2009. La dimisión de Diamond se produce un día después de la renuncia del presidente del banco, Marcus Agius, una medida que trató de frenar la escalada de críticas contra la entidad.

Hasta hoy, Diamond había tratado de mantenerse en el cargo, e incluso ayer negaba rotundamente que fuera a dimitir. No obstante, el incremento de las presiones en su contra, y la falta de apoyo del Banco de Inglaterra y del Gobierno británico han sido determinantes.

La polémica saltó a la palestra el pasado miércoles, cuando los organismos reguladores del Reino Unido y EEUU multaron al banco británico con 290 millones de libras (363 millones de euros) por efectuar manipulaciones de los tipos de interés interbancarios entre 2005 y 2009.

Además, hay que añadir un nueva dimisión, la del director de operaciones de Barclays, Jerry del Missier, que ha renunciado a su cargo a raíz del escándalo por la manipulación del Libor -tipo de interés interbancario que se fija en Londres-, según confirmó esta tarde el banco. Del Missier, que llevaba 15 años en el banco y un mes en ese puesto, es el tercer directivo de la entidad en dimitir como consecuencia de esas actividades fraudulentas.

El fango salpica al Banco de Inglaterra

Según Reuters, en 2008 Barclays sacó una memoria interna, vía Diamond, donde se sugería que el Gobernador del Banco de Inglaterra, Paul Tucker, habría dado a Barclays un estímulo implícito para que relajase los tipos de interés, haciéndolos más bajos, durante el pico de la crisis financiera.

Según esta nota, Tucker le dijo Diamond que había recibido llamadas de altos funcionarios gubernamentales. «No siempre tiene que ser el caso que parezca tan alto como lo tenemos recientemente», Diamond escribía que le dijeron.

El Banco de Inglaterra ha declinado comentar la noticia, pero el analista Ian Gordon de Investec ha dicho: «Basado en una primera inspección parece sugerir que Barclays ha recibido un mensaje del Banco de Inglaterra en el cual se proporcionaba, ligeramente, un significativo ánimo».