Climatización con radiadores
Climatización con radiadores - ABC

Calentar una vivienda con electricidad cuesta el doble que con gas

La inversión inicial para el suministro de gas natural se amortiza en unos cuatro años

MADRIDActualizado:

Mucho se está hablando estos días de la electricidad y de sus precios. Por un lado, la nueva legislación sobre autoconsumo aprobada por el Gobierno y que no satisface a casi nadie. Por otro, el «informe Robinson», que subraya que España es el país de la UE donde más ha subido el precio de la luz durante la crisis (2008-2014).

Lo cierto es que los consumidores españoles soportamos unos precios de la electricidad que son de los más caros de la UE, bien la «tarifa oficial», bien en el mercado liberalizado. La Asociación de Consumidores de Electricidad (ACE) apunta que «somos el mercado más caro de Europa» y destaca que el precio mensual medio del mercado diario en nuestro país ha subido un 34% entre enero y agosto de este año respecto al mismo perido de 2014.

Por eso, ahora, con la llegada del frío, muchos consumidores tienen la duda de si es más barato calentar la casa con aparatos eléctricos o con el gas natural.

Existen varios factores a tener en cuenta a la hora de elegir la fuente de energía que calienta una vivienda como el precio, comodidad, seguridad, cuestiones ecológicas, etc... La electricidad y el gas natural son dos de las más utilizadas a pesar de sus diferencias.

Un estudio realizado por Selectra,empresa líder en asesoramiento energético doméstico, muestra que el gas natural es de media un 50% más barato que la electricidad para calentar una vivienda independientemente de número de habitantes o de la superficie de la misma. El estudio analiza el coste anual de la factura energética para diferentes perfiles de consumidores, así como el coste de inversión necesaria para la instalación de gas en una vivienda y el periodo en el que se amortiza según el tipo de usuario.

El bajo coste del gas natural así como su mayor eficiencia en sistemas de agua caliente y calefacción suponen un ahorro frente a los sistemas eléctricos. Cabe recordar en este punto que durante este año la tarifa regulada doméstica del gas natural ha bajado un 9,3%. Esta bajada es consecuencia de la disminución en un 25% del coste de la materia prima durante 2015.

Seguridad

El estudio de Selectra reconoce que aunque los sistemas de seguridad de las calderas de gas son muy avanzados, los sistemas eléctricos se imponen en este sentido con un riesgo casi nulo. Por otro lado, la instantaneidad del gas natural a la hora de calentar frente a termos y calefacciones eléctricas supone otro punto en favor del gas natural.

El ahorro que supone el uso de gas natural se ve a veces condicionado por el coste que conlleva su instalación. Para ayudar a los consumidores a tomar una decisión, Selectra ha calculado el tiempo de amortización de la misma para los distintos perfiles. La media es de unos cuatro años. El gráfico adjunto muestra que cuanto mayor es el tamaño de la vivienda antes se alcanzará la amortización de la instalación.

Además, estos tiempos de amortización pueden verse incrementados o disminuidos si se tienen en cuenta dos factores: la primera, que el consumidor tenga que abonar el canon IRC (instalación receptora común, es decir, la calefacción central) a la compañía distribuidora de gas, lo que supone un aumento en su factura de unos 72 euros anuales. La segunda, que el consumo de calefacción, cocina y agua caliente pasa a hacerse mediante gas natural por lo que se estima una bajada de la potencia eléctrica contratada de hasta 2,3kW. Con esta bajada de potencia se puede ahorrar unos 123 euros anuales aproximadamente.

En el estudio se contemplan estos dos escenarios como el mejor y peor posible además de la situación intermedia, a la hora de amortizar la instalación (ver gráfico).

A estos precios, habría que restarles los descuentos y subvenciones que a menudo ofrecen tanto las compañías distribuidoras como algunas empresas instaladoras cuando hacen varias instalaciones a la vez (como en comunidades de vecinos).

Selectra recomienda a los consumidores que se informen de si disponen de instalaciones de gas natural en sus edificios y de si tendrían que abonar el canon IRC y durante cuánto tiempo. El gas natural es, en la mayoría de los casos, la fuente energética más económica del mercado que, si bien requiere una importante inversión para su instalación, también cuenta con planes de financiación por parte de las compañías.