Borja Prado, el pasado viernes en la junta de accionistas
Borja Prado, el pasado viernes en la junta de accionistas - ERNESTO AGUDO

Borja Prado se centra en el fondo Península y estudia una oferta de Florentino Pérez

El expresidente de Endesa trabaja en este «private equity» con, entre otros, su hijo Javier, el del expresidente francés Nicolas Sarkozy y el del expresidente de Repsol Alfonso Cortina

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Borja Prado se despidió el pasado viernes de la presidencia de Endesa, cargo que ha ocupado durante diez años, en medio de las protestas de los sindicatos, trabajadores y jubilados de la compañía en una junta de accionistas bastante convulsa.

A partir de ahora, y tras recibir casi 14 millones de euros de indemnización de la eléctrica, se centrará en el fondo de capital riesgo Península Capital, que se constituyó en 2015 con ejecutivos procedentes de Mediobanca y Goldman Sachs. Precisamente, Borja Prado dejó a principios de 2019 su cargo de «chairman of global coverage» de Mediobanca en España que ostentó durante once años. Su último trabajo en este banco italiano fue ayudar a resolver el conflicto entre la italiana Atlantia y la española ACS de su gran amigo Florentino Pérez sobre Abertis.

Borja Prado, de 63 años, comparte el consejo de dirección de Península Capital con destacados banqueros, entre los que se encuentran Javier de la Rica y Stefamp Marsaglia, que fueron compañeros suyos en Mediobanca.

Precisamente, ocupa un importante puesto en este fondo de capital riesgo Carlos Cortina, hijo de Alfonso Cortina -expresidente de Repsol-, que trabajó en Mediobanca y fue jefe de gabinete de presidencia en Endesa. También figuran como inversores Jean Sarkozy, hijo del expresidente francés Nicolas Sarkozy, y, desde este mismo año, Javier Prado, hijo del expresidente de Endesa.

Prado, detrás de Aznar, Sarkozy y Florentino Pérez, en el palco del Bernabéu
Prado, detrás de Aznar, Sarkozy y Florentino Pérez, en el palco del Bernabéu - EFE

Por otra parte, diversas fuentes consultadas apuntan que Borja Prado está estudiando una oferta de Florentino Pérez para trabajar en Key Capital, una sociedad de servicios orientada a clientes corporativos e inversores cualificados. Esta compañía es la que ha actuado como asesor financiero de ACS en la compra de Abertis y en la futura remodelación del estadio Santiago Bernabéu.

Curiosamente, Prado es un gran aficionado al fútbol y seguidor del Real Madrid, por lo que es frecuente verle en el estadio del paseo de la Castellana. También es muy madridista el consejero delegado de Endesa, José Bogas, que ha asumido todas las funciones ejecutivas de la compañía al acceder a su presidencia el jurista Juan Sánchez-Calero.