Panel de la Bolsa de Madrid
Panel de la Bolsa de Madrid - EFE

Los mercados reciben con «números rojos» las nuevas medidas del BCE

Las Bolsas europeas cierran la jornada con pérdidas en el entorno del 3% y aumenta el coste de la deuda soberana

ABC
MADRIDActualizado:

Mario Draghi ha decepcionado a los mercados. El Banco Central Europeo (BCE) ha decidido rebajar la tasa de facilidad de depósito y prolongar en el tiempo su programa de compra de deuda para dar un mayor impulso a la inflación y a la economía de la Eurozona. Sin embargo, los inversores han reaccionado con decepción porque esperaban medidas más ambiciosas, como un incremento del importe de las mencionadas adquisiciones mensuales de activos e incluso una nueva baja del precio oficial del dinero. Así las cosas, las Bolsas europeas y los mercados de deuda pública han entrado este jueves en «números rojos».

El Ibex 35 se desplomó justo después de que el banquero central anunciase en rueda de prensa el acuerdo de la última reunión del consejo de gobierno del BCE. Al cierre de la sesión, el principal índice bursátil español se dejó un 2,15%. La prima de riesgo del país, por su parte, aumentó en tres puntos básicos respecto al día anterior, a 106 puntos, al pasar la rentabilidad del bono soberano a 10 años del 1,51% al 1,75%.

Esa ha sido además la tendencia en el resto de plazas financieras europeas. La Bolsa italiana ha caído un 2,47% y la alemana y la francesa un 3,58% cada una. El Eurostoxx, en el que cotizan las 50 principales compañías del área euro, acabó el día con un retroceso del 3,28%.

«El mercado se ha visto decepcionado en cuanto al tamaño de las compras mensuales, ya que se venía barajando la posibilidad de que se incrementase la cantidad actual de los 60.000 millones de euros al mes a un rango entre 70 u 80.000 millones. De ahí la fuerte corrección que estamos viendo en la mayor parte de activos financieros», señalan los analistas de Ibercaja, quienes valoran en todo caso el consenso que se ha impuesto en el consejo de gobierno del BCE a favor de mantener los estímulos y elevarlos en el futuro en caso de ser necesario, frente a las discrepancias anteriores.