Sucursal del Banco de Santander
Sucursal del Banco de Santander - ÓSCAR DEL POZO

Banco Santander ofrece prejubilaciones desde los 55 años y con hasta el 70% del sueldo

Los sindicatos ven «cicatera» la propuesta al ser más baja que en el ERE que la entidad hizo hace año y medio en servicios centrales

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La dirección de Banco Santander ha puesto sobre la mesa de negociación con los sindicatos las condiciones económicas con las que quiere ejectuar el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para 3.713 empleados del grupo en España. La entidad presidida por Ana Botín ha propuesto a la plantilla un plan de prejubilaciones desde los 55 hasta los 62 años con el 65% o el 70% del salario bruto anual según la edad, mientras que los mayores de 62 años recibirían una indemnización equivalente a 20 días por año trabajado con un tope de 12 mensualidades y planta también un plan de bajas para menores de 55 años.

En concreto, la oferta del banco a los trabajadores contempla que aquellos empleados que tengan entre 55 y 57 años de edad y más de 15 de antigüedad en la entidad se puedan retirar con el 65% del sueldo hasta los 63 años, o el 55 % más complementos voluntarios. Aquellos que tengan entre 58 y 62 años e igualmente 15 años de antigüedad recibirían el 70% del salario hasta los 63 años, o el 65% del salario más la mitad de los complementos. Quienes tengan 62 años o más se les ofrece cobrar 20 días por año trabajado con un máximo de 12 mensualidades.

Todas esas prejubilaciones contemplan igualmente un convenio especial con la Seguridad Social por la que el banco pagaría las cotizaciones de estos trabajadores hasta los 63 años. Eso sí, a las indemnizaciones previstas se les deduce la prestación por desempleo de los dos primeros años, pues desde 2011, a raíz del ERE de Telefónica, las grandes compañías que hagan ajustes de empleo de este tipo deben abonar estas cuantías a la Seguridad Social en caso de prejubilaciones.

Para los empleados de menor edad el Santader también ha propuesto un plan de bajas incentivadas. Así, a aquellos que tengan entre 53 y 54 años el grupo les ofrece una indemnización de pago único del 60% del salario pensionable por seis años hasta un máximo de 350.000 euros más prima por voluntariedad. Los empleados con 52 años o menos de edad recibirían una imdemización equivalente a 33 días por año trabajado con un máximo de 18 mensualidades del salario más prima por voluntariedad.

Insuficiente para los sindicatos

El Santander quiere hacer un ERE de 3.713 empleados y cerrar 1.150 sucursales para reducir las duplicidades generadas por la absorción del Popular y adaptar su capacidad instalada al nuevo entorno digital y de debilidad de los ingresos. Este plan de ajuste es una de las principales del banco para alcanzar los ahorros anuales de 1.200 millones de euros que acaba de prometer a los inversores.

La oferta planteada por la dirección de la entidad a los snidicatos es menos generosa que la que hizo hace poco más de un año cuando, también a raíz de la adquisición del Popular, hizo un ERE para 1.100 empleados en los servicios centrales del grupo en España. Entonces, el Santander pactó un ERE ofreciendo prejubilaciones con el 80% del sueldo. En este sentido, los sindicatos ya han calificado la propuesta de «cicatera».

Movilidad geográfica

El cierre de sucursales que incluye el plan de ajuste de capacidad instalada del Santande también forzará una reordenación de la plantilla de la red comercial, de ahí que la propuesta del Santander a los representantes de los trabajadores incluya también compensación para los empleados que se vean afectados por medidas de movilidad geográfica.

A aquellos empleados que sean desplazados entre 26 y 50 kilómetros se les sufragará el kilometraje durante cuatro años y se les pagará una indemnización única de 2.500 euros, que sube a 3.500 para los desplazados entre 51 y 75 kilómetros. A partir de los 76 kilómetros y hasta los 100, el pago del kilometraje se extenderá durante 6 años y la indemnización asciende a 6.000 euros. Quienes sean movidos entre 101 y 400 kilómetros, serán compensados con entre un 10% o un 15% del salario bruto anual durante 8 años, y aquellos que sean trasladados a Canarias y Baleares recibirán 9.000 euros brutos anuales durante 8 años.