ABC
Entre 2017 y 2019

El Banco España cree que la crisis de Cataluña puede restar 30.000 millones al PIB

El organismo alerta de que la región entrará en recesión si se encona el órdago independentista

MADRIDActualizado:

El efecto del desafío independentista sobre la economía española dependerá de su duración e intensidad, pero las estimaciones de casas de análisis y organismos cada vez son peores. El Banco de España ha publicado un informe en el que concluye que el impacto del órdago secesionista oscilará entre las tres décimas y los más de 2,5 puntos sobre el crecimiento del PIB entre 2017 y 2019. Es decir, entre 3.500 y 30.000 millones de euros menos de actividad. La amplia horquilla fluctúa según la duración y la fortaleza de la incertidumbre política sobre la economía.

De esta forma, la institución dibuja dos escenarios. El primero se daría si la crisis política se resuelve rápidamente, de manera que la incertidumbre se incrementaría en el cuarto trimestre de 2017 para disiparse en el arranque de 2018. En este escenario, se deduce que el efecto negativo sobre el PIB sería de tres décimas entre finales de este año y 2019. En la segunda hipótesis, el riesgo es más severo y la tensión se enquista y escala cotas de incertidumbre que no se veían desde que España pidió el rescate bancario a la UE en el segundo trimestre de 2012.

En este escenario, el PIB dejaría de crecer más de 2,5 puntos entre finales de 2017 y 2019. Entre este año y el próximo se perdería un crecimiento de un 1% -unos 11.600 millones menos-, mientras que el más de punto y medio restante se extraviaría en 2019. El Banco de España auguró en septiembre, antes de que se convocara el referéndum ilegal, que la economía crecería un 3,1%, un 2,5% y un 2,2% en 2017, 2018 y 2019 respectivamente. Previsiones que ahora quedan obsoletas: el Gobierno pronostica un 3,1% para 2017 y ya ha empeorado su estimación de 2018 en tres décimas, al 2,3%.

El cálculo del Banco de España supera así los 14.000 millones que había cifrado la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) de impacto máximo del órdago secesionista sobre el PIB: el organismo dirigido por José Luis Escrivá cifró en entre tres décimas y 1,2 puntos el efecto sobre la actividad en 2018.

Impacto sobre el empleo

Si en el conjunto de España, la crisis puede suponer un freno al crecimiento, en el caso de Cataluña supondría una caída de la actividad y su entrada en recesión, es decir, acumular más de dos trimestres de destrucción de PIB ya que en su caso afectaría de forma «más intensa». «Este último escenario comportaría una reducción de cerca del 60% de del crecimiento considerado en el escenario base para el conjunto de la economía española y una recesión de la economía catalana durante buena parte del horizonte analizado», describe el Banco de España.

¿Cómo se desencadenaría este efecto negativo sobre la economía? Como explica el supervisor, en las familias se daría una pérdida de confianza en el futuro que provocaría una caída del consumo y que «destinen un mayor porcentaje de su renta al ahorro». Ello se traduciría en que pospondrían compras de bienes de consumo duradero y de vivienda. En el caso de las empresas, retrasarían proyectos de inversión y postergarían «decisiones de contratación», lo que golpearía al empleo. Ello lastraría también al «turismo o la inversión extranjera», alerta el Banco de España, que avisa de que sus estimaciones en este campo deben tomarse «con cautela», por la evolución de los acontecimientos.

Como fuere, los primeros efectos, en su opinión, ya se han producido: el Ibex ha subido un 1,4% desde finales de agosto, menos que el 7% que lo ha hecho el Eurostoxx 50. Asimismo, aunque de forma «reducida», ha aumentado el diferencial del interés de la deuda española y la alemana y se ha estrechado la distancia de la prima de riesgo nacional con la italiana.

Eso sí, la adopción del artículo 155 ha podido revertir la situación. El Banco de España advierte cierta «moderación en el grado de tensionamiento» de los precios de los activos desde que «el pasado 27 de octubre» el Senado aprobó la aplicación de medidas para intervenir la comunidad. El tiempo dirá si tras las elecciones del 21 de diciembre la crisis política se encona o se resuelve.