El CEO de Admiral, Geraint Jones
El CEO de Admiral, Geraint Jones - ABC

Admiral, primera gran compañía en mudarse a España por el Brexit

Economía autoriza a la aseguradora británica a crear aquí la cabecera del grupo fuera del Reino Unido

MadridActualizado:

La deslocalización de empresas desde Reino Unido ante la salida de este país de la Unión Europea comienza a hacerse realidad. Y ayer España oficializó la instalación aquí de la primera gran compañía británica. El Ministerio de Economía y Empresa ha concedido autorización a la aseguradora Admiral, compañía especializada en pólizas de automóvil y comparadores de seguros y con una facturación anual de unos 3.000 millones de euros, a emplazar en nuestro país la sede desde la que dirigirá el resto de sus negocios europeos fuera de la isla.

Admiral operaba hasta ahora en España, donde factura 73 millones de euros al año en primas, como sucursal de su matriz en Londres y comercializa seguros de automóviles con las marcas Qualitas Auto y Balumba y del comparador Rastreator. A principios de año cursó una solicitud al Gobierno para crear una entidad aseguradora en Madrid bajo el nombre Admiral Europe, de la que dependerán sus negocios en Francia e Italia, y una correduría de seguros en Sevilla llamada Admiral Intermediary Services.

«La elección de España como cabecera del grupo es especialmente significativa puesto que, siendo el segundo país en cuota de mercado, pone de manifiesto la confianza de la aseguradora británica en el mercado español y en el órgano supervisor», valoró ayer el Ministerio dirigido por Nadia Calviño en un comunicado. Admiral Europe prevé comenzar a operar en España a partir del 1 de enero de 2019.

Situación legal

El sector asegurador británico es uno de los más afectados por el Brexit. La mayoría de las compañías de ese país que operan en España y otros países de la Europa continental lo hacen en régimen de libre prestación de servicios, un derecho que una vez se produzca la ruptura Reino Unido podría perder, dependiendo siempre de los términos en que negocie su salida de la Unión Europea.

Así, las compañías aseguradoras británicas que quieran desarrollar su negocio en un Estado miembro de la UE tendrán que obtener la licencia específica o formar una nueva entidad legal, como ha sido el caso de Admiral en España. Es la solución que están adoptando muchos grupos: mantener una matriz local en Reino Unido, y crear una cabecera en otro país desde la que dirigir el resto de filiales europeas.

Admiral no es la primera empresa que se traslada a España por este motivo, pero sí la más grande de las que lo han hecho ya. Hasta la fecha también han trasladado negocio la firma de cambio de divisas Ebury y la de remesas Ria Money Transfer, y grandes bancos como JP Morgan, UBS y Citibank estudian reforzar sus plantillas en Madrid.