El líder de ERC, Oriol Junqueras, saluda al presidente de la Generalitat, Artur Mas,
El líder de ERC, Oriol Junqueras, saluda al presidente de la Generalitat, Artur Mas, - efe
«The Economist»

Una mayoría independentista en unos comicios pebliscitarios sumiría a Cataluña en una «profunda incertidumbre»

«The Economist» advierte de que a la comunidad autónoma le esperan «tiempos convulsos»

Actualizado:

«The Economist», que en los meses anteriores ha defendido una consulta en Cataluña similar a la aprobada por Londres en Escocia y ha criticado abiertamente la gestión del Gobierno español del pulso soberanista de Artur Mas, advierte en el número de esta semana en un artículo titulado « El señor Mas arroja el guante» de la incertidumbre y las diversas incógnitas que podría generar en la situación política de la comunidad autónoma y del resto del país la celebración de unos comicios pebliscitarios.

El semanario británico señala que si finalmente CiU y ERC no alcanzan un acuerdo para la celebración de dichas elecciones, de las que a diferencia de la consulta alternativa que tuvo lugar el pasado 9 de noviembre «no habrá dudas» sobre su legalidad, la «independencia pasará a un segundo plano». Sin embargo, si finalmente Mas y el líder de ERC, Oriol Junqueras, superan su «desacuerdo» y logran, posteriormente, una mayoría en dichos comicios («lo que no es en absoluto seguro») Cataluña se sumirá «en un período de profunda incertidumbre política».

El rotativo recuerda que Mas se enfrenta ahora a un proceso judicial por su «descarado desaire» al Gobierno central por la consulta alternativa, pero que esto solo ha hecho «aumentar su popularidad». Paralelamente, el presidente del Govern «ha arrojado dos guantes a la vez»: a sus «rivales políticos» de ERC, que deberían «dejar pasar la oportunidad de encabezar el nuevo Gobierno regional» si aceptan la propuesta de adherirse a la lista única que sugiere Mas, y, por otro lado, a Madrid, por la idea de formar nuevas instituciones propias de un Estado independiente en un plazo de 18 meses.

«The Economist» subraya que «Mas no tiene el poder de convocar un referéndum y Rajoy rechaza negociar» este extremo. «Un gran cambio en la constitución requiere una mayoría de dos tercios en el parlamento de Madrid y la aprobación en un referéndum nacional», señala la publicación, que añade que esta situación deja a los independentistas en una tesitura complicada. «Deberán persuadir a los españoles para que los dejen marchar o ignorar la ley y declarar la independencia unilateralmente», algo que la UE «difícilmente celebraría».

El semanario avisa al Gobierno de Rajoy que aún tiene que presentar «una oferta seria para calmar la ira de los catalanes» y que, mientras tanto, «se le está acabando» el tiempo. «Rajoy afirma que, cuando se les preguntó a los catalanes acerca de sus principales preocupaciones, pusieron la economía por encima de la independencia. Las elecciones pebliscitarias no harán nada para arreglar lo primero. Madrid, por su parte, no está dispuesto a corregir lo segundo. A los catalanes les esperan tiempos convulsos».