El 90% de la cerveza que bebemos, «made in Spain»
La cerveza aporta 2.600 millones de euros en impuestos - jose ramon ladra

El 90% de la cerveza que bebemos, «made in Spain»

Los productores alertan que un alza de los impuestos haría caer el empleo y su aportación a las arcas del Estado

Actualizado:

Los fabricantes españoles de cerveza son optimistas. Creen que ha vuelto la alegría del consumo a España y ellos ya lo están notando en forma de aumento de ventas de cerveza y de la reapertura de parte de los bares que se cerraron durante la crisis.

Jacobo Olalla, director general de Cerveceros de España, asegura que «la cerveza es la bebida con contenido alcohólico que tiene mayor impacto en la economía nacional, nada menos que un 1,4% del Producto Interior Bruto (PIB), como consecuencia de que el 90% de la cerveza consumida en España se elabora en nuestro país a partir de cebada y lúpulo nacionales».

En materia de impuestos la cerveza es una de la «estrellas» ya que aporta 2.600 millones de euros a las arcas del Estado, de los que la mitad proceden de las cotizaciones a la Seguridad Social e IRPF de las empresas del sector. Esta es precisamente una de las razones por las que Olalla pide que «en la reforma fiscal en la que trabaja el Gobierno no haya sustos para este sector, en forma de nuevas alzas de impuestos para las bebidas alcohólicas, como se ha barajado en el pasado». Los productores calcularon que un aumento de la fiscalidad supondría una caída del consumo de al menos 20 millones de litros.

Este sector destaca además, según su patronal, por la innovación ya que, por ejemplo, es uno de los pocos países que fabrica cerveza sin alcohol, tanto en botella como de grifo, o con sabores de limón, etc.

Esta vuelta a la actividad del sector cervecero ha traído consigo también una revitalización del sector de los bares, que quedó muy afectado por la crisis con muchos cierres por la caída de la actividad, concretamente 3.237 solo en el año 2013. Pese a ello el sector ha sido capaz de aguantar en términos de empleo, ya que aumentó un 0,1% hasta el millón de empleados, según destaca Emilio Gallego, secretario general de la Federación Española de Hostelería. En cuanto al sector cervecero directamente genera más de 257.000 puestos de trabajo, entre empleo directo e indirecto, de los que la mayoría, el 87%, corresponde a las actividades de hostelería.

Uno de los asuntos que más preocupa a Olalla es la caída del consumo en hostelería, nada menos que un 20% en los últimos cinco años, aunque parte se ha trasladado al hogar. En 2012 el consumo en hostelería representó un 63% del total frente al 73% de hace tan sólo seis años.

Otro de los aspectos que no ha ayudado tampoco a los productores de cerveza es el aumento registrado en las marcas del distribuidor, en detrimento de las del fabricante, que ha perjudicado la creación de empleo, la recaudación fiscal o la inversión en innovación. Cabe destacar que la mayoría de esta cerveza de «marca blanca» es importada, por lo que no produce valor en la economía nacional.

Otro de los asuntos que destaca la patronal cervecera es la importancia que suponen para ellos las ventas a los turistas ya que, según sus datos, 4 de cada 10 turistas que visitaron España en el último año procedían de países como Alemania o Reino Unido, con una tasa de consumo de cerveza per cápita que duplican a la española. Ni que decir tiene el hecho de que la cerveza sea más barata aquí que en sus países de origen también influye en su elevado consumo ya que el 70% de los turistas que consumen cerveza lo hacen más de la mitad de los días de su estancia.