El Gobierno destinará más de mil millones a reactivar el empleo juvenil

El plan de choque estará en marcha hasta que la tasa de paro baje del 15%. Las pequeñas empresas que contraten a un joven no pagarán cuotas un año

Actualizado:

Mientras Europa deshoja este jueves la margarita sobre las ayudas que prestará a España para reducir sus escandalosas cifras de paro juvenil, el Ministerio de Empleo da los últimos retoques a un ambicioso plan de empleo en el que se incluirán cien medidas, quince de ellas de choque, encaminadas a invertir una tendencia que ha provocado que más de cinco de cada diez jóvenes menores de 25 años estén en paro.

El grueso de las medidas que la ministra Fátima Báñez ultima con empresarios, sindicatos y autónomos están enfocadas a fomentar el autoempleo y la contratación de nuevos trabajadores y contarán con ayudas del Fondo Social Europeo. A la espera de que los mandatarios europeos decidan qué parte del presupuesto plurianual de la UE se dedica a luchar contra el paro juvenil, el Ejecutivo ha hecho sus cálculos y estima que su plan necesitará más de 1.000 millones, según las fuentes consultadas por ABC.

Las mismas fuentes insisten en que las esperanzas del Gobierno están puestas en que el retorno de la inversión sea superior al coste del plan, que los empleos que se creen con la Estrategia de Emprendimiento suplan lo que se dejará de ingresar por cotizaciones sociales.

Estímulos y exenciones

Este nuevo plan incluirá estímulos a la contratación, pero también exenciones a la Seguridad Social y nuevas fórmulas de contrato para pequeñas empresas. Medidas que tendrán un largo recorrido y estarán en vigor hasta que el paro baje del 15% en España.

También lo estará el nuevo contrato para pequeñas empresas que incluye esta «nueva» reforma laboral. Una fórmula contractual con la que Empleo quiere animar a las empresas de menores dimensiones a contratar su primer trabajador. Los empresarios que así lo hagan no tendrán que pagar cotizaciones el primer año.

Pero no será el único contrato que no pagará cuotas sociales. Tampoco lo harán los jóvenes empresarios que contraten a un trabajador mayor de 45 años, tanto si lo es con una jornada a tiempo completo como si es a tiempo parcial.

Autónomos con prestación

No serán las únicas decisiones. Como ya informó este periódico el Ejecutivo permitirá que los jóvenes que quieran poner en marcha un nuevo negocio puedan compatibilizar el nuevo proyecto con el cobro de desempleo durante un plazo de seis meses. La cuantía que podrán utilizar está aún por decidir.

En el ánimo de Báñez también está respaldar a los empresarios en los riesgos que corren al poner en marcha una actividad. Es por ello, que ha diseñado un colchón económico por si pasado un tiempo el negocio fracasa. Así, se permitirá a los emprendedores conservar el cobro del paro durante cinco años si el negocio no funciona.

Junto a estas medidas se pondrá en marcha una línea ICO de créditos que sería gestionada por las comunidades para facilitar el autoempleo y habrá más opciones para capitalizar el paro. Hasta ahora solo lo pueden hacer los autónomos como personas físicas, no como sociedades, posibilidad que se abrirá.

En unas semanas Báñez anunciará que ha llegado a acuerdo para hacer frente al paro de los jóvenes. Un pacto que detallará Mariano Rajoy en el Debate sobre el Estado de Nación, los días 20 y 21, junto al plan de financiación de las pymes, que ya avanzó ABC.