El presidente de la Generalitat, José Montilla, ha comparacido justo después de que el Parlament aprobase la abolición de las corridas de toros - EFE
ACOSO A LA FIESTA

Montilla: «He votado en contra de prohibir las corridas porque creo en la libertad»

El presidente de la Generalitat prefería «que la continuidad de los toros fuera una decisión tranquila de los ciudadanos»

BARCELONA Actualizado:

Eran las diez pasadas de la mañana y el asiento de José Montilla en el hemiciclo catalán seguía vacío. "Quizá esté en los toros", ha ironizado el líder de Ciutadans, Albert Rivera. Pero no. El president de la Generalitat no estaba en los toros. Simplemente no estaba. No se le ha visto durante todo el pleno y su asiento ha permanecido vacío mientras, uno a uno, los diputados de los grupos parlamentarios exponían argumentos a favor y en contra de la abolición de las corridas de toros.

De hecho, la votación se ha retrasado un par de minutos a la espera de que Montilla ocupase su lugar dispuesto a formular un voto que, a la postre, no ha servido de nada. Y no porque la votación se haya resuelto con 68 votos a favor, 55 en contra y 9 abstenciones para que se prohíban los toros en Cataluña a partir de 2012, sino porque como se ha apresurado a asegurar el propio presidente catalán nada más aprobarse la abolición de las corridas de toros en Cataluña, él ha votado en contra.

En contra de la prohibición y, se entiende, a favor de las corridas de toros. "He votado en contra porque creo en la libertad. Hubiese preferido que no hubiese sido una imposición legal", ha señalado Montilla.

Aún así, de poco ha servido su voto frente a los 68 -21 de ERC, 12 de IC-V, 32 de CiU y 3 de su propio partido, el PSC- que han sumado los partidarios de la abolición. "Lamento las pretensiones de quienes han querido hacer de esto un termómetro de las relaciones entre Cataluña y España", ha añadido Montilla, consciente quizá de que pasará a la historia como el primer presdiente catalán que, a pesar de sus más que repetidas visitas a La Monumental barcelonesa, ha acabado por liderar el gobierno que le ha dado la estocada definitva a las corridas de toros.