Pablo Hermoso de Mendoza, en un momento de su actuación
Pablo Hermoso de Mendoza, en un momento de su actuación - Reuters

San Fermín: a hombros los tres caballeros

Hermoso, Leonardo y Armendáriz triunfan con una buena corrida del Capea

Actualizado:

A las doce de la mañana ha estallado el «chupinazo»: ha comenzado una Fiesta única (Hemingway dixit), que durará hasta el «pobre de mí» del día 14. Esta Feria mantiene su estructura: el 7 de julio, día del Santo, primer encierro y primera corrida de toros. Antes de eso, una novillada y un festejo de rejones, consolidado por la admiración sin límites que aquí se tiene por el paisano Pablo Hermoso de Mendoza, que supera ya los 2.400 festejos. Todavía no acuden las peñas pero el rojo y el blanco imperan ya en los repletos tendidos.

Los toros de Capea, grandes y de mucho peso, dan el buen juego esperado. Destaca el excelente segundo, premiado con la vuelta al ruedo. Salen a hombros Hermoso, con tres orejas, y Leonardo Hernández y el navarro Roberto Armendáriz, con dos.

Muestra Pablo su clasicismo en el primero: destaca con «Berlín», a dos pistas; con «Albino», un caballo nuevo, mata con derrame: oreja. En el cuarto, algo parado, sube la temperatura con las «hermosinas», con «Disparate», y el par a dos manos, con «Pirata». Acierta con el rejón de muerte: dos orejas.

En el segundo, Leonardo levanta un clamor quebrando en corto con «Despacio», enroscándoselo con «Sol» y con los saltos hacia delante de «Xarope». Aunque mata a la segunda, corta dos orejas y se da la vuelta al ruedo al bravo toro «Jaquetón». Vuelve a emocionar al público en el quinto con «Despacio», en el par a dos manos, y con «Xarope», pero falla con el rejón de muerte.

Torea su primera corrida de la temporada el navarro Roberto Armendáriz. En el tercero, no regatea esfuerzos pero se le advierte su menor experiencia y falla, al matar. Acierta en los quiebros en el último y mata certero: dos benévolas orejas.

En Pamplona, su tierra, como dice la canción mexicana que suelen corear los mozos, Pablo Hermoso «sigue siendo el rey». Le acompañan en el triunfo el apasionado Leonardo Hernández y el paisano Roberto Armendáriz. Este sábado, a las 8 de la mañana, veremos el primer encierro: un acontecimiento que apasiona en el mundo entero. Que San Fermín proteja a todos con su capotillo. Y que perdone sus disparates al alcalde de Bildu…